HIZO HISTORIA

Hace 50 años, "Cacho" Franco ganaba su única carrera en TC

Por Ezequiel Zabalza

ezabalza@diarioeltiempo.com.ar

Un día como hoy, pero de 1969, Oscar Mauricio "Cacho" Franco se quedaba con una victoria por suma de tiempos en el Gran Premio que se denominó la Vuelta de Chivilcoy, por la novena fecha del Turismo Carretera y que se realizara en esa ciudad.

Sin saberlo, esa sería su última competencia ganada en TC, pero marcó un hito que en 50 años ningún piloto azuleño pudo igualar.

En diálogo con EL TIEMPO, Franco recordó su paso por la categoría automovilística más popular del país y, especialmente, habló de aquella victoria.

Aquel triunfo lo consiguió después de haber quedado en la historia del automovilismo nacional por la hazaña de la "Misión Argentina en las 84 Horas en Nürburgring", donde el Torino N° 3 -que tuvo como dueños del volante a Eduardo Copello, Alberto "Larry" Rodríguez Larreta y al ex piloto azuleño- cruzó la línea de meta después de dar 334 giros.

De esa manera, recorrió más vueltas que todos los demás vehículos que formaron parte de aquella -histórica para Franco y los demás pilotos argentinos- competencia.

Pero una serie de penalizaciones redujo esa cifra a 315 giros; y el vehículo de industria argentina culminó en cuarto lugar, detrás de Lancia, BMW y Triumph, respectivamente.

Su llegada al TC

La historia de Franco y el Turismo Carretera nació en los últimos meses de 1967, cuando el Córdoba Automóvil Club lanzó una rifa cuyo premio era un Torino 380W alistado por Oreste Berta.

Ese premio quedó vacante, por lo que decidieron ponerlo en venta y finalmente fue adquirido por un grupo de azuleños, bajo la denominación de "Peña Amigos de Cacho Franco".

En Azul se terminaron de realizar los trabajos correspondientes en el auto. La idea era que "Cacho" debutara en el Autódromo de Buenos Aires el 23 de junio de 1968.

Aquel Torino sirvió de vidriera para que Franco fuera convocado por el equipo de Gastón Perkins. Y cuando el piloto azuleño dejó de pertenecer a la escudería local, la agrupación pasó a denominarse "Autopeña Cuidad de Azul".

La historia de la relación con Perkins sucedió un día en que las categorías de TC y el Turismo Nacional coincidieron en una misma fecha en el autódromo de los "Hermanos Gálvez".

"En esa jornada yo corría primero con el Torino de la Peña y después me subía al Fiat 1500 Coupé, representando al equipo oficial de esta marca. Sin embargo, con el Torino duré poco porque tuvo un desperfecto mecánico que me hizo abandonar y en el TN terminé siendo ganador", recordó Franco sobre aquel momento poco habitual en el calendario del automovilismo nacional.

"Da la casualidad que, cuando me bajo del podio tras haber sido premiado, me lo cruzo a Gastón Perkins (ganador de la carrera del TC), quien me dijo: 'Muy bien pibe'".

-"Gracias señor", fue su respuesta ante la felicitación recibida.

Alrededor de veinte días después, Gastón Perkins "llamó a mi casa para que integre el equipo de él, junto a Federico Urruti, quienes corrían arriba de la IKA Liebre MK III/Tornado", contó en referencia a su llegada al equipo en 1968.

"Perkins era el líder del equipo y recuerdo que un día me llevó arriba de la Liebre y empecé a observar lo que hacía dentro del auto, porque yo no tenía un entrenamiento", tal como lo tienen los pilotos actuales con los simuladores.

Es por eso que -según dijo- "muchas cosas pretendí copiarlas, pero dentro de la copia estaba lo que yo le agregaba o le sacaba porque los estilos de manejo no son todos iguales".

A Perkins, según dijo, "siempre lo traté con respeto y nunca le rompí el auto durante ese tiempo que corrí para él".

"Lo importante en el TC para mí fue en 1969, año que tuve la oportunidad de andar mejor, hice varios podios y estaba en la pelea por el campeonato junto con Dante Emiliozzi y Gastón Perkins. Pero en ese ínterin surgió lo de Alemania (por la Misión Argentina) y perdí algunas carreras", recordó para luego agregar que estuvo a punto de no ir Nürburgring "porque yo quería pelearle el título a Dante Emiliozzi", el histórico piloto olavarriense campeón de Turismo Carretera en cuatro oportunidades entre los años 1962 y 1965.

Finalmente, la historia fue distinta.

Así ganó en Chivilcoy (hacé clic)

Esta nota habla de:
Seguí leyendo sobre "Cacho"
Una réplica de un auto histórico
EXTRA

Una réplica de un auto histórico

La imitación del Torino N°3 con el que compitiera "Cacho" Franco fue afrontada por Martín Paramio, de 25 de Mayo, quien quiso homenajear la actuación de la Misión Argentina en las 84 Horas de 1969.