Un Chiky inmenso

Gastón Borda fue la pieza fundamental para que Chacarita consiguiera el triunfo por 3 a 1 ante Sarmiento de Tapalqué y de que se clasificara a la final del Torneo Clausura de Primera División.

El volante central cumplió a la perfección sus funciones principales: la de marcar y darle salida a su equipo. En la primera, con un gran despliego físico, algo que es muy habitual en él, estuvo siempre en los lugares precisos para impedir que se armara un ataque del rival o para cubrir algún compañero. En la segunda, siempre encontró un espacio para moverse con libertad y desde eso darle lo que su equipo necesitaba.

Pero en este encuentro le agregó llegar al área rival con peligro. En varias ocasiones remató, sin precisión, desde la medialuna, y en otras, como a los 9' minutos del complemento, para definir con un remate cruzado y poner en ventaja (2-1) a Chacarita y de esta manera sumar su segundo gol.

Su tanto anterior fue de penal. En un momento caliente, al Chiky no le pesó la responsabilidad de ejecutar la pena máxima y con un potente remate a la izquierda puso adelante a Chacarita.

Luego fue siempre el jugador, junto a Matías Palermo, que en la mitad de la cancha corren a todos los rivales y son la rueda de auxilio de sus compañeros, ya sea para la marca como para ofrecerse como descarga.

Esta nota habla de: