Flamengo y Liverpool definen al "Rey del Mundo" en Qatar

Flamengo de Brasil, campeón de la Copa Libertadores de América, y Liverpool de Inglaterra, vencedor de la Liga de Campeones de Europa, jugarán esta tarde la final de la Copa Mundial de Clubes que organiza la FIFA y se desarrolla en Qatar.

El partido se jugará en el Estadio Internacional Khalifa, en la ciudad de Doha, desde las 14.30 de Argentina, con el arbitraje del qatarí Abdulrahman Al Jassim, con el español Juan Martínez Munuera a cargo del Arbitro Asistente de Video (VAR, la sigla en inglés) y televisado por TNT Sports.

Antes, a las 11.30 de Argentina y en el mismo escenario, jugarán por el tercer puesto Monterrey de México, dirigido por el argentino Antonio Mohamed y con Maximiliano Meza, Rogelio Funes Mori y José María Basanta como titulares, ante el Al-Hilal de Qatar.

Esta podría ser el desquite para el Liverpool de la final jugada en 1981, cuando Flamengo se quedó con la vieja Copa Intercontinental en Japón, al vencer 3 a 0 con un equipo que contaba con figuras como Zico, Junior y Tita.

Liverpool, vencedor en semifinales de Monterrey por 2 a 1, es el campeón europeo y sueña con ser por primera vez campeón mundial luego de perder las tres finales jugadas, en 1981 (Flamengo), 1984 (Independiente) y 2005 (San Pablo).

Pasaron 38 años desde ese partido en el que Flamengo pasó por encima al Liverpool, que venía de vencer al Real Madrid en la final de Copa de Campeones de Europa.

Flamengo vive un notable momento. Ganó la Libertadores sobre el final a River en Lima, obtuvo con notable efectividad el Brasileirao y llegó a esta final luego de eliminar al A-Hilal local.

El equipo británico, líder de la Premier League, sufrió mucho para vencer al Monterreey sobre el final con un equipo titular sin valores como el zaguero holandés Virgil Van Dijk, el senegalés Sadio Mane, el brasileño Roberto Firmino (autor del agónico gol ante los mexicanos), quienes si jugarán hoy por decisión del DT aleman Jurgen Klopp.

No obstante, Liverpool tendrá dos bajas seguras, el zaguero camerunés Joel Matip y el mediocampista brasileño Fabinho.

Liverpool es un equipo con una notable dinámica, con marcadores de punta que son constante salida y variante ofensiva, y el desequilibrio que marcan el notable goleador egipcio Mohamed Salah, Firmino y Mané.

(TÉLAM/DIB)

Esta nota habla de: