Carlos Berlocq se retiró del tenis

Carlos Berlocq, de 36 años, le bajó el telón a su vida como atleta profesional. Fueron 19 años en el circuito en los que el chascomunense conquistó dos títulos ATP, ambos sobre polvo de ladrillo, y 19 en el circuito Challenger, siendo uno de los tenistas argentino más ganadores en este certamen.

También formó parte del equipo de la Copa Davis 2016, año en el que Argentina consiguió la Ensaladera de Plata por primera vez en su historia.

"Quiero agradecerle a toda la gente que tocó de alguna manera mi carrera y me ayudó para que yo haya tenido la carrera que tuve. Cada uno lo sabe y no me quiero olvidar de nadie. Muchas gracias", declaró ayer emocionado Berlocq, en el medio de la cancha del Buenos Aires Lawn Tennis, donde fue homenajeado con una plaqueta especial.

Un día antes, el chascomunense había anunciado su retiro, tras cerrar su participación en la fase final del Interclubes con Harrods, equipo con el que alcanzó la semifinal. Así se terminó la carrera de un jugador respetado por colegas y sus hinchas recordarán sus festejos que emulando al increíble "Hulk".

Berlocq arrancó en el 2000 y dentro de la cancha siempre se caracterizó por ser un luchador que no se achicaba ante los obstáculos. Es por eso que también se ganó el apodo de "Gladiador", porque encontraba la forma de levantarse y volver a intentar una y otra vez.

Jugó su primera final a nivel ATP en 2012, en Viña del Mar, en la que perdió ante Juan Mónaco. Un par de meses después, gracias a un buen rendimiento en la gira sudamericana de polvo de ladrillo, alcanzó su mejor ranking: el 37° lugar, que ocupó el 19 de marzo. Por eso pudo disputar los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Al año siguiente gritó campeón por primera vez al imponerse en la final del ATP 250 de Bastad ante el español Fernando Verdasco. Y repitió el festejo en 2017 en Oeiras, Portugal, en otro torneo de categoría 250. Allí derrotó en el partido decisivo al checo Thomas Berdych, por entonces número seis del mundo, y volvió a festejar.

Berlocq fue además un gran protagonista en el circuito challenger durante toda su carrera. En ese nivel de torneo cosechó 19 trofeos. El primero lo consiguió en 2005 en Turín y el último, el año pasado, en Panamá.

Como parte del equipo de Copa Davis disputó once series, con un récord de siete victorias y seis derrotas en partidos de singles y 3-4 en dobles.

El chascomunense estuvo en el equipo argentino de Copa Davis entre 2012 y 2017.

Una de sus victorias más recordadas fue en el quinto punto del match por el repechaje ante Israel, que se jugó en Sunrise Estados Unidos. En esa ocasión, derrotó en tres sets a Bar Tzuf Botzer en tres sets y le dio la victoria y la permanencia en el Grupo Mundial a Argentina.

Berlocq seguirá ligado al tenis porque ya tiene un próximo desafío: entrenará a Agustín Velotti, a quien ya estuvo ayudando en las últimas semanas.

Esta nota habla de: