UN SUEÑO DEL QUE TODOS FUIMOS PARTES

El gran año de "Nachito"

Ignacio Deluca integró el seleccionado argentino que, primero logró conseguir una plaza para el Campeonato del Mundo de Fútsal Sindrome de Down, que se disputó en Brasil, siendo unos de los mayores eventos a nivel Mundial. Después, se vino con la medalla de plata y fue recibido por una multitud de azuleños, quienes vibraron de alegría por el gran desempeño que tuvo.

El 2019 será recordado por mucho tiempo como el mejor año deportivo de Ignacio Deluca. Por la gran actuación en la Selección Argentina para chicos con Síndrome de Down en la Copa del Mundo disputada en Brasil y porque, con su coraje y las de sus compañeros, el equipo albiceleste se metió en el corazón de muchos argentinos, ése que ama todo deporte más allá de que lo entienda o no.

El Mundial fue soñado para un plantel que le puso el broche de oro al ciclo más importante del fútbol argentino al quedarse con la medalla de plata.

Fue un gran año en todo sentido, que empezó con triunfos en amistosos sobre equipos de clubes, se hizo una compaña solidaria para recaudar fondos con la finalidad de viajar y estos chicos recibieron el apoyo del país entero ya que no podían solventar los gastos (pasajes, comidas y alojamiento, etc.) para cumplir el sueño de competir por primera vez en un evento de esta magnitud.

¿Cuándo comenzó este sueño? 

El seleccionado argentino para chicos con síndrome de Down integra la Federación Argentina de Deportes para personas con Discapacidad Mental (FADDIM), que es una ONG sin fines de lucro.

Esta entidad fue creada el 11 de septiembre de 2000 y tiene por finalidad agrupar a deportistas con discapacidad intelectual de distintos orígenes y de distintos grados, con el fin de fomentar y desarrollar centros deportivos de alto, medio y bajo rendimiento bajo la propuesta de programas de desarrollo a nivel competitivos.

Además, trabaja profundamente en el desarrollo del deporte social como herramienta de inclusión.

FADDIM es la única federación reconocida internacionalmente por INAS-FID (Asociación Deportiva Internacional para personas con discapacidades mentales) para representar a la Argentina a nivel paralímpico.

Recién en 2017 fue conformado y confirmado el cuerpo técnico de futsal para el armado de la Selección Argentina con el fin de reunir a los mejores de la disciplina con síndrome de Down bajo la órbita de FADDIM. A partir de ese instante se planificó un plan estratégico cuya finalidad fue desarrollar el deporte a nivel nacional y conformar la Selección. Se realizó con mucho trabajo la búsqueda de talentos, se recorrió la argentina, se realizaron capacitaciones y muchas horas de pruebas evaluatorias que sirvieron para el armado de dicha Selección.

"Nachito" se ganó su lugar el año pasado en una prueba que se realizó en Bolívar. Y desde ese momento se convirtió en un jugador clave (jugó de delantero) para el cuerpo técnico del seleccionado.

Su Mundial 

El Campeonato Mundial de Futsal Down, que fue organizado por la Confederación Brasileña de Deportes para discapacitados Intelectuales y homologado por la Federación internacional para atletas con síndrome de Down (FIFDS), comenzó a fines de mayo.

Todos los encuentros se jugaron en el Polideportivo Cava do Bosque, de Ribeirao Preto, ubicado a 300 kilómetros de San Pablo.

El camino hasta el partido definitorio no fue del todo sencillo. Integrante del Grupo A, el debut de "Los Halcones" (tal es su apodo) en la Copa del Mundo fue precisamente ante el mismo rival al que enfrentó en la final: Brasil. Y fue con derrota por 5-2 (los goles argentinos los marcaron Ignacio Deluca y Ezequiel Speroni).

En el segundo partido llegó la recuperación: victoria ante Portugal por 4-2. En el último encuentro de la zona hubo goleada: 11 a 0 a Chile. Tras estos tres partidos, Argentina pasó a las semifinales y llegó otro triunfo: 5-2 ante Italia. El triunfo ante los europeos se festejó con el alma y corazón: además de ser la que le dio el pase a la tan ansiada final significó también eliminar al equipo que era el defensor del título.

En la instancia final cayeron 7 a 5 ante Brasil, que tuvo como gran figura a su arquero.

Campeón de la vida 

En los primeros días de junio, Azul le dio una emotiva bienvenida a "Nacho", subcampeón del mundo, quien regresó a sus pagos y recibió el cariño de muchísima gente que lo esperaba en cada calle por donde pasaba la caravana que lo trasladaba hasta la ansiada llegada: el Municipio, donde se reunieron muchas más personas al grito de "Ole, ole, ole, ole, Nachoooo, Nachoooo...".

Deluca se lo ganó a pura simpatía, carisma y hombría de bien el cariño de toda una ciudad, la cual siguió con marcado fervor la campaña de la Selección Argentina de Futsal en el mundial disputado en tierras cariocas, donde (a puro de grito de gol) el centrodelantero azuleño inscribió su nombre entre los más destacados del certamen.

Allí también estuvo su gran amigo, Lucas Maletta, quien no tuvo en ningún momento entre sus objetivos ocultar la emoción y el orgullo generado por ver a Ignacio Deluca ser el centro de todos los "flashes". Incluso, ya en las escalinatas del Municipio, se le entregó el micrófono para que expresara lo que sentía y no pudo hacerlo. "No puedo hablar", dijo mientras rompía en un emotivo llanto. En ese sentido, también fue un gran año para Maletta (PF del Piazza campeón del Apertura 2019), precursor de los "famosos" videos con "Nacho" y su famoso latiguillo "buenas, buenas", que se viralizaron por las redes sociales. Además, lo entrenó físicamente y técnicamente, cuando el goleador se preparaba rumbo al mundial.

El cierre de esa jornada inolvidable para "Nachito", fue el agasajo del intendente Hernán Bertellys, quien le entregó la copa que tan merecidamente el joven deportista local se ganó inflando las redes de los rivales y (además) calando muy hondo en el sentir toda una comunidad.

Las ganas siguen intactas 

El joven alumno de la Escuela Municipal de Paradeporte fue nuevamente citado para formar parte de la Selección Argentina de futsal con síndrome de down, que en marzo competirá de los Juegos Trisogame en Turquía.

Este equipo viene entrenándose durante el año en distintas concentraciones, la última de ellas realizada a fines de noviembre en la localidad de Florentino Ameghino y la próxima será en enero en San Francisco, Córdoba.

¡Vamos ‘Nacho'!, ‘Vamos por más', una frase que ilusiona a toda una ciudad que apoya y sigue demostrado afecto hacia su persona.

Esta nota habla de: