Hagamos historia

Para tener noción acerca de la organización de los torneos regionales, tenemos que explicar ¿qué es el Consejo Federal? Esta entidad es una autoridad ejecutiva y el organismo de la AFA que tiene a su cargo la conducción del fútbol del interior del país. Nuclea, aproximadamente más de 200 ligas y organiza los torneos federales, vía de acceso a los campeonatos de Primera Nacional y Primera División del fútbol argentino.

El primer campeonato federal con posibilidades de acceder a una categoría superior fue el Torneo Regional. Este fue un certamen oficial organizado por la AFA, que se disputó entre las temporadas de 1967 y 1985-86, con la participación de equipos del interior del país nucleados en las ligas regionales dependientes del Consejo Federal. Su finalidad era clasificar a sus representantes, los clubes indirectamente afiliados a la AFA, al llamado Torneo Nacional de Primera División, al que también se accedía a través de las plazas fijas otorgadas a las ligas con mayor predicamento. Por ejemplo: la de Córdoba y Mar del Plata, entre otras, tenían su lugar asegurado.

Dejó de disputarse tras la reforma iniciada en 1985, que consistió en la supresión de los torneos Nacional y Metropolitano y la inclusión regular de los equipos indirectamente afiliados en los campeonatos oficiales por medio de un sistema de ascensos y descensos a través de la creación del Torneo Nacional B.

Tras estos cambios, se creó el Torneo del Interior, que fue un campeonato de tercera división que se disputó entre 1986 y 1995.

La primera edición del certamen ascendió a trece equipos a la Primera B Nacional. Después pasó a tener uno a dos ascensos por edición. En ese sentido, al principio las rondas finales del torneo la definían los equipos ganadores del interior de sus respectivas zonas, junto a cuatro equipos de la Primera B Metropolitana. Es por eso que se organizaban dos Torneos Zonales: Noroeste y Sureste, los que, a su vez, otorgaban una plaza a la segunda categoría más importante del país.

Las dos últimas temporadas establecieron a un único ganador que logró el ascenso directo al mismo, sin que se jugaran los zonales con los equipos de Primera B.

Terminado este ciclo, el fútbol del interior sufrió otra reestructuración y nacieron dos torneos denominados Torneo Argentino A y Torneo Argentino B. El primero era la tercera categoría del fútbol argentino, en tanto que la B, fue un campeonato de fútbol de cuarta división y se disputó desde la temporada 1995-96.

En 2005 se creó el Torneo Argentino C, que fue un campeonato de quinta categoría a nivel nacional. Tras cuatro años de ausencias, los equipos azuleños tuvieron la oportunidad de regresar a estos torneos, esta vez por duplicado ya que el Consejo Federal invitaba a participar a dos equipos por liga. A través de éste se lograba llegar al Torneo Argentino B.

Diez años después, la entidad madre del fútbol del interior decidió modificar los nombres de los Torneos Argentino A, Torneo Argentino B y Torneos Argentino C y pasaron a denominarse Federal A, Federal B y Federal C.

En 2018, la Asociación del Fútbol Argentino envió a 223 ligas del interior el artículo que deroga los campeonatos Federal B y C. Con la eliminación de dichas competencias, se reemplazó con la creación del Torneo Federal Regional Amateur, que hizo su debut el año pasado y contó con la representación de Alumni, que quedó eliminado en la primera ronda.

Esta nota habla de: