ACTIVIDADES

Una pasión que se construye a pulmón

No hay distancia posible que separe a estas chicas de la ovalada, porque hacen todo lo posible para juntar el dinero y estar presentes en los encuentros que organiza la UROBA. No todas están en condiciones de pagar los viajes para competir. Las distancias en la provincia son grandes y los desplazamientos muy costosos, por lo que muchas veces se arman movidas para recaudar dinero y pagar los traslados.

"Nosotras trabajamos todas juntas. Hicimos peñas, vendimos sorrentinos, tallarines, panqueques, torta fritas e hicimos un chancho móvil", describió Lorna Russo, jugadora del equipo femenino de Azul Rugby, sobre las actividades que realizan para poder achicar los gastos de sus traslados.

También, "vendimos rifas gracias a los regalos que nos brindan los comercios de Azul, que nos apoyan en esta iniciativa", expresó Aldana Rodríguez (también jugadora de las "Borrajas"), para luego agregar que también se hacen cargo de la cantina de la primera de varones del club.

Todo sea porque llegue el sábado o domingo para salir a la cancha. Así viven las chicas: jugar para disfrutar y mantener el sueño de, algún día, ser profesional.

Esta nota habla de: