La historia del creador de Zumba cuyo olvido le permitió crear un negocio millonario

Originario de Cali, Colombia, Alberto Pérez nunca imaginó que olvidarse una grabación en su casa lo llevaría a convertirse en copropietario de un negocio global de US$500 millones. Con su invento cambió la historia de los programas de ejercicio con el sistema de baile Zumba, que se volvió una sensación a nivel mundial.

El hecho ocurrió en 1986, cuando Pérez, más conocido como Beto, que por entonces tenía 16 años, enseñaba gimnasia aeróbica en Cali, Colombia. Para sus clases, tenía que usar una lista de canciones elegidas por su jefe que incluía éxitos del pop estadounidense de cantantes como Madonna y Michael Jackson. Pero un día, por error, olvidó el casete en su casa, por lo que tuvo que inventar sobre la marcha.

"No tuve más remedio que usar una grabación que tenía en mi auto e improvisar", dijo Pérez en declaraciones a la BBC, en una entrevista que se realizó el año pasado.

Consultado sobre qué tenía la grabación, el colombiano contó que "estaba lleno de canciones latinas, específicamente canciones de salsa y merengue que había grabado de la radio".

Así que fingió ante sus alumnos que había planeado una clase especial y durante los 30 minutos improvisó movimientos que acompañaban a la música.

Según el "Beto" la clase fue un éxito inmediato y todos se divirtieron mucho más de lo habitual. Entonces decidió seguir sus clases al ritmo de sonidos latinos.

Esta nueva aventura "creció bastante rápido", expresó y luego describió que "cada vez que enseñaba, aparecían más personas y tomaban una clase. Había filas de personas en la puerta que esperaban entrar. Se corrió la voz rápidamente. Este fue el comienzo de la Zumba".

Con el tiempo, Alberto Pérez lanzó su negocio bajo el nombre Zumba Fitness.

En la actualidad, la compañía con sede en Miami es un nombre conocido. Y la empresa asegura que 15 millones de personas en 186 países asisten a clases de ejercicio de Zumba cada semana.

La empresa tiene un valor de al menos US$500 millones, según el diario The New York Times, mientras que la fortuna personal de Pérez se estima en US$30 millones, muy diferente de su humilde infancia.

¿Cómo nació la marca Zumba?

Mientras sus clases se llenaban, él no tenía idea de que podía convertir lo que creó en un negocio más amplio.

Afortunadamente, uno de sus alumnos le presentó a su hijo Alberto Perlman y a su amigo Alberto Aghion.

Ambos colombiano-estadounidenses vieron el potencial comercial de lo que "Beto" Pérez estaba haciendo, por lo que los tres comenzaron a trabajar juntos. Así surgió la marca Zumba, una palabra inventada que se creó en 2001.

Pronto, la gente comenzó a contactarlos para saber cómo podrían convertirse en instructores capacitados de Zumba. En 2003 se inscribieron 150 personas. Esto aumentó a 700 un año después, y luego los números se dispararon.

Beto Pérez culminó la entrevista diciendo que la Zumba "crece a gran velocidad en países como Corea del Sur e Indonesia". "El movimiento global es más fuerte que nunca", finalizó el creador de la Zumba, siendo un ejemplo de superación y de cómo perseguir objetivos. 

(Con información de la BBC)

Esta nota habla de: