EL CORONAVIRUS Y SU INFLUENCIA EN INDEPENDIENTE

Ayala: "Extrañamos nuestra pasión"

Ante la pandemia del coronavirus, se paralizó la economía por la cuarentena obligatoria. Los clubes no están exento a ello, pero claramente los más sufridos son los que se encuentran disputando los torneos de ligas en el interior de Buenos Aires, donde los ingresos son mucho menores.

Una de esas instituciones es Independiente de Chillar, miembro de la Liga de Fútbol de Azul. Esteban Ayala, presidente del "Rojo", habló con EL TIEMPO y se expresó ante esta complicada situación.

-¿Cómo están viviendo esta situación donde el club está cerrado?

-La situación es bastante rara, al tener suspendido todos los entrenamientos sólo nos tenemos que dedicar a cuidar los campos de juegos. Habrá que ver cómo se resuelve la cuestión y esperar hasta que se reanude la actividad

-Sin las actividades que realizan habitualmente y que es una de las entradas más importante de dinero que tienen los clubes, ¿cómo están sobrellevando este momento y qué han pensado por si la situación continúa?

-El inicio de los torneos nos ayuda en lo económico, aunque también contamos con la cuota de jugadores en inferiores. Ahora no tenemos entrada de dinero y estamos soportando con algo que teníamos de unos eventos anteriores: torneo de Baby y cena.

-El club es para muchos chicos un lugar de contención ¿Al estar cerrado han adoptado alguna medida para ayudar a los chicos que lo necesiten?

-Con todos los chicos, los "profes" están en contacto para que hagan alguna actividad física y eso también ayuda a la contención, a la amistad y a las conversaciones más personales. Además, al vivir en un pueblo nos hace estar en contacto con los padres a través del whatsapp.

-¿Qué actividades por este parate no se están desarrollando?

-Nosotros somos un club solamente de fútbol, por lo que al estar sin actividad, extrañamos nuestra pasión muchísimo.

Esta nota habla de:
Más de FÚTBOL
Se fue un grande: Alfredo Casella
MEMORIA EMOTIVA

Se fue un grande: Alfredo Casella

El reconocido director técnico murió anteayer a los 84 años en Necochea. En el torneo organizado por la Liga de Fútbol de Azul, dirigió a Cemento, Chacarita y Boca Juniors, donde fue bicampeón.