Mauricio Peralta en medio de la cuarentena: "Lo deportivo hoy pasa a un plano totalmente secundario"

En el Torneo Regional Amateur, Club Ciudad de Bolívar tuvo una primera fase muy positiva, clasificó a la segunda instancia y se preparaba para poder cristalizar su sueño de ascender al Federal A. Tras una primera fecha en donde los bolivarenses quedaron libres (Costa Brava y Racing Club de Eduardo Castex empataron 0 a 0), se preparaba para debutar en la siguiente instancia. El contexto mundial y la suspensión de todo obligaron a que el torneo quedara detenido, ubicando al fútbol en un lugar de incertidumbre y preguntas.

El ex entrenador de Piazza, Mauricio Peralta, es el entrenador del equipo que creó Marcelo Tinelli y en estos momentos de cuarentena sabe que sólo hay que esperar.

"Estoy pasando esta pandemia, la cual nos tiene a todos muy ocupados y preocupados, esperando cómo evoluciona esto y aguardando las decisiones de los políticos que ojalá sean acertadas", contó Peralta en diálogo con el Diario La Mañana de Bolívar, donde también comento que "estamos tomando los recaudos necesarios, quedándonos en casa con la esperanza y confianza que esto tiene que pasar".

El fútbol quedó detenido a raíz del DNU (Decreto de Necesidad y Urgencia) del presidente Alberto Fernández, una situación que llegó cuando Ciudad estaba en un gran momento desde el juego. "Lo deportivo hoy pasa a un plano totalmente secundario. La realidad del equipo indicaba que veníamos en un momento muy bueno en cuanto al funcionamiento del equipo. Creo que todos los planteles del campeonato están en una situación en donde deben tratar de pasarla lo mejor posible sabiendo que no será sencillo volver a la normalidad. Esperamos a que pasen los días y que se tomen decisiones para ver qué sucederá. Nosotros tenemos la expectativa y acataremos las órdenes sabiendo que será un volver a empezar", destacó.

La cuarentena obligatoria genera que el plantel se encuentre desconectado, por lo que el papel del cuerpo técnico pasa a ser fundamental desde la lejanía, no en el trabajo de campo. "Desde nuestro lugar estamos tratando de mantener al plantel unido desde lo grupal, fortaleciéndolo desde lo humano con reuniones virtuales. En lo que respecta a lo físico, con el profe apuntamos a hacer un mantenimiento. Pensábamos en los próximos rivales, analizando videos hace 20 días. Por lo que se vive ya tenemos visto de adelante a atrás a los próximos equipos que deberemos enfrentar. Hay que tener fe y esperar. En el caso de que no se pueda volver a la actividad, hay que ver cómo terminaremos el año", aportó.

"Es una pena, ya que el equipo estaba bien, sabía a lo que jugaba y la gente de la ciudad estaba entusiasmada, ya que los domingos cuando éramos locales teníamos una gran concurrencia de público", finalizó Peralta.

Esta nota habla de: