"Le tendrían que preguntar a Messi si le hubiera gustado jugar conmigo"

Mario Alberto Kempes, campeón del mundo y goleador del Mundial de Argentina 1978 decidió hoy invertir la carga de la prueba y sugirió preguntarle a Lionel Messi si le hubiera gustado jugar con él "en vez de hacerlo al revés, como siempre ocurre".

"Estaría bueno que en vez de preguntarme a mí sí me hubiese gustado jugar con Messi, le pregunten a él si le habría agradado hacerlo conmigo", le indicó al sitio 90min.com el cordobés desde los Estados Unidos, donde se encuentra trabajando como panelista en una cadena deportiva internacional.

"En lo único en lo que puedo decir que me hubiese gustado jugar es en este River de Marcelo Gallardo, pero lamentablemente ya tengo 65 años y no será posible. Pero después, cuando me preguntan lo mismo de Messi, siempre digo que ya tuve la suerte de compartir selección con Diego Maradona, y no se puede jugar con todos los mejores. Pero yo le preguntaría a Lío si le hubiese gustado jugar conmigo", remarcó

Justamente "El Matador" supo consagrarse campeón con River Plate cuando el técnico era Alfredo Di Stéfano, en 1981, y aseguró que del club de Núñez le quedaron "los mejores recuerdos. Es que allí supieron aguantarme cuando no llegué de la mejor manera desde Valencia, y por suerte pude salir campeón haciendo el gol del triunfo en el último partido con Ferro".

En ese año con la camiseta de la banda roja Kempes disputó 33 partidos, anotó 16 goles y ganó un campeonato nacional.

"El fútbol argentino es uno de los más atractivos del mundo y aún más lo era cuando estaban las dos hinchadas. Lastimosamente nuestra cultura nos llevó a que haya una sola parcialidad. Al europeo le asombraba ver cuando tiraban millones de papelitos a la cancha en el momento en que ingresaba un equipo al campo de juego", expresó en un somero análisis de cómo ve desde el exterior a la competencia nacional.

"Es que yo quiero al fútbol de mi país porque es un orgullo haber vestido la camiseta de la selección argentina y encima haber tenido la fortuna de ganar un Mundial. Hay muchos que lo intentan durante años y no lo consiguen, pero nosotros tuvimos la suerte de llegar a una final del mundo y ganarla. Ese partido que le ganamos 3-1 a Holanda fue el más importante de mi carrera. Como para no serlo, si era la primera vez que salíamos campeones del mundo y encima salí goleador y mejor jugador", evocó.

Argentina repitió título mundial en México 1986 y después no pudo lograrlo en las finales de Italia 1990 y Brasil 2014, pero Kempes estimó que para conseguirlo al seleccionado albiceleste "no le falta nada, porque tiene muy buenos jugadores y le sobra experiencia. Quizás no tiene esa pequeña fortuna que se necesita para ser campeón. Para mí, en la final contra Alemania en 2014, la jugada de Rodrigo Palacio para convertir fue más clara aún que la que perdió Gonzalo Higuaín".

"Y después hubo otra muy clara que tuvo Messi y la tiró afuera, al lado del palo. Si hubiese estado en Barcelona la hubiese mandado a guardar", apuntó.

"Por eso lamento lo que pasó en el Mundial de Rusia. Es que vos podes llevarte mal con el entrenador, pero no por eso vas a dejar de dar el máximo adentro de la cancha. Estás vistiendo la camiseta de la selección argentina, así que no tenés excusas. Y si no había buena relación de los jugadores con Jorge Sampaoli, tenían que haberse encerrado en una pieza e intentar captar un poco su idea, porque a los primeros que van a insultar siempre es a los futbolistas, ya que los técnicos van y vienen", cuestionó.

Y tras resaltar que no se puede "tirar por la borda un Mundial porque no te cae bien un técnico", rescató el trabajo que está desarrollando al frente de la selección un novel entrenador como Lionel Scaloni, pero también, por tercera vez en la entrevista deslizó una aparente diferencia con Messi.

"Lo que está haciendo Scaloni me gusta bastante, pero aunque la presencia de Messi en la cancha es muy importante, le quita protagonismo a otros muchachos. En los partidos que no jugó, se notó que hay futbolistas capacitados para estar en la selección, sin tener la necesidad de buscar permanentemente el auxilio de Lío. Los chicos demostraron que tienen carácter y personalidad y se dieron cuenta que Lionel es una solución, pero no a cada minuto como ocurría antes", evaluó.

Finalmente Kempes hizo referencia al único tema que hoy refiere a toda la humanidad como lo es la pandemia de coronavirus, y al respecto destacó que este "es un momento muy preocupante. Por eso debemos quedarnos en casa. Para los futbolistas son unas vacaciones forzosas y van a necesitar una preparación especial, más allá de que cada uno tiene elementos de gimnasio para mantenerse en forma. Tiene que haber una pretemporada de dos o tres semanas por lo menos antes de volver", cerró.

(Télam/DIB)

Esta nota habla de: