CUARENTENA EN LOS CLUBES

Juan Carlos Varela y los efectos de la pandemia en Azul Rugby Club

El experimentado dirigente y actual presidente de la "Borraja" analizó la crisis que acarrea este receso en medio de la pandemia del coronavirus.

Azul Rugby Club cumplió 50 años de vida en marzo en un contexto atípico y raro que vive nuestro país motivado por la pandemia de COVID-19. Esta institución, que tiene en el rugby y el hockey sus principales disciplinas, es otro de los clubes azuleños que debe lidiar con la inactividad forzada por la pandemia.

Su presidente, Juan Carlos Varela, conocido como el "Negro", le contó a EL TIEMPO como transitan este paréntesis deportivo y social en un año que la entidad buscará celebrar el cumpleaños. Sin embargo, sin dudas este aniversario es el más difícil, no sólo porque el club está cerrado, como todos, debido a la situación sanitaria, sino también por el tema económico que es una enorme preocupación para los directivos de la "Borraja".

Varela se mostró preocupado por la situación actual del club debido al parate de la competencia y contó detalles del trabajo que están realizando y cómo intentan pasar este difícil momento con muy pocos ingresos. En ese orden, el experimentado dirigente sabe cada detalle sobre esta entidad y tiene muy presente a cada actor en medio de una pandemia que ha puesto un freno abrupto a la ovalada y a la bocha.

"Desde que decidimos cerrar el club, los entrenadores continúan trabajando de manera virtual con los planteles superiores y juveniles, tanto del rugby como del hockey", comentó para luego agregar que "no es lo mismo" desarrollar sus labores de manera individual, "pero es una forma de mantenerlos en actividad", tanto en lo físico como en la parte técnica, "a pesar que ya habían hecho la pretemporada".

También el presidente de los albirrojos se refirió a las tareas de mantenimiento: "Al predio no lo podemos abandonar, porque después es difícil recuperarlo. Es por eso que para el cuidado de las ocho hectárea pedimos autorización al Municipio por el joven que trabaja en el club, que es el que anda en los tractores, por lo menos para mantener el pasto corto y, además, para cuidar las instalaciones, entre otra cosas".

Por su parte, la comisión directiva mantiene reuniones a través de Zoom, que es un sistema de videoconferencia o de reuniones virtuales, accesible desde computadoras tradicionales y desde aparatos móviles.

En esas reuniones uno de los temas recurrentes es el económico y para esta Comisión, según indicó Varela "es una responsabilidad muy grande por el motivo que nosotros jugamos los certámenes locales y regionales en las disciplinas que se practican en el club". En ese sentido, detalló que por "el rugby estamos afiliados a la Unión de Rugby Del Oeste de Buenos Aires (UROBA) y por el hockey a la Federación Tandilense. Eso implica que hay que abonar una cuota anual (a veces la dan en forma mensual), que es un número alto que tenemos que pagar durante todo el año".

Consultado sobre que determinación han tomado respecto a la cuota social, el presidente señaló que "hasta el momento venimos bien porque en gran parte se cobró lo de marzo", pero este mes "se hizo más difícil porque tenemos la oficina cerrada (se encuentra en la galería Piazza) y el cobrador no pudo salir" a cobrar en los primeros días. Sin embargo, "se pidió permiso al Municipio para que pueda salir y la autorización fue confirmada, por lo que pudo salir, aunque no sé el resultado", por si se registró una merma en el cobro, "ya que tampoco sabemos la situación económica en cada familia. Si están en condiciones o no de abonar la cuota. Igual nosotros vamos a redoblar el esfuerzo porque esto es así", en tiempos de crisis sanitarias, además, de confiar mucho en los socios, quienes seguirán acompañando.

¿Es imprescindible un apoyo estatal? Para el "Negro" no vendría mal que "recibamos un subsidio, que nos ayude a pagar los servicios, por ejemplo", aunque en situaciones anteriores "lo hemos solicitado y también no han prometido", pero se lograron "cositas" y "lo más importante no. Tal es así que con las obligaciones que tenemos que cumplir durante el año, no hemos podido ponerle un peso a la pileta". También, aclaró que "el tema más importante para nosotros y el más costoso es el transporte", medio que utilizan para llevar a los juveniles y primera a jugar en la región, "desde Pergamino hasta Bolívar, por ejemplo". Asimismo, para cumplir con el pago de esto último, Varela destacó que "entre los padres, los chicos y la Comisión Directiva se hace un gran esfuerzo para que puedan viajar".

Por último, su reflexión sobre la actitud adoptada por el club y los azuleños ante el coronavirus: "A la familia del club le pido que nos cuidemos, que nos reencontraremos. Dificultades siempre hemos tenido por una cosa o por otra y siempre salimos adelante, es por eso que de esta vamos a salir. Además, el club está con las puertas abiertas como siempre".

Azul Rugby Club es un espacio que crece año tras año, para recibir no sólo a deportistas sino a toda la familia, a quienes una vez terminada esta pandemia, sus dirigentes se pondrán en campaña para poder hacer la fiesta del aniversario y así rememorar los 50 años de historia azulgrana.

Esta nota habla de:
Más de RUGBY
El deporte, rumbo a la normalidad
POLIDEPORTIVO

El deporte, rumbo a la normalidad

Luego de más de 120 días, los deportistas tuvieron ayer buenas noticias. La Municipalidad de Azul, mientras la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus continúa, habilitó los protocolos para más de 10 disciplinas.