Federal A y Regional Federal Amateur, "los de afuera son de palo"

Los torneos Federal A (TFA) y Regional Federal Amateur (TRFA) tienen equivalencia con los "unitarios" de la Primera B y Primera C, respectivamente, pero esas simetrías no son tales cuando del reparto de dinero y de posibilidades deportivas se trata, algo que ahora, con la interrupción de todas las competencias por el coronavirus, se ve agudizado por las crisis que afrontan los clubes y amenaza con llevar a varios a abandonar los campeonatos cuando se retome la actividad.

Estos dos certámenes tienen participantes del interior del país, aunque en el caso del segundo de los nombrados se fueron incrementando cuando se fusionaron el Federal B (TFB) y Federal C para convertirse en el actual TRFA, que ahora lo juegan hasta algunos clubes del segundo cordón del conurbano bonaerense como por ejemplo Defensores de Glew, del partido de Almirante Brown.

Las temporadas de todas las categorías del fútbol argentino se dieron por finalizadas "sin descensos", pero en las de ascenso estos se van a "dirimir en cancha", según lo resuelto por AFA y por el Consejo Federal (CF), bajo cuya órbita están justamente el TFA y el TRFA.

En el caso del TFA, del que participan 30 equipos divididos en dos zonas de 15 cada una, los dos ascensos disponibles a la Primera Nacional se definirán por sistema de playoffs, entre los 8 o los 4 primeros de cada grupo, Norte y Sur, dependiendo del margen de tiempo que quede de acá a fin de año una vez que se levante el aislamiento social por la pandemia del Covid-19.

"El CF se reunirá este martes, simultáneamente con la Asamblea Extraordinaria de AFA, para resolver, siempre tentativamente, como se definirá el TFA. Si el fútbol vuelve antes de octubre, se dirimirá con los mejores ocho de cada zona, pero si es cerca de diciembre se hará con los cuatro primeros", anunció a medios locales Alfredo Dagna, vicepresidente de Olimpo, de Bahía Blanca y vocal titular del Comité Ejecutivo de la AFA.

"El CF nos envió una circular a todos los clubes del TRFA poniéndonos el domingo 13 de septiembre como fecha tentativa de la reanudación del torneo y nos hizo ilusionar a todos", confió Alberto Salvaggio, técnico de Independiente, de Chivilcoy, uno de los principales candidatos al ascenso, consultado por Télam lo mismo que el secretario ejecutivo de AFA, Nicolás Russo, quien aclaró que sobre ese punto "no hay nada que se esté manejando por ahora".

El TRFA lo empezaron jugando 189 equipos y para la segunda etapa quedan 98, que deben competir por los cuatro lugares disponibles para ascender al TFA, aunque en este caso esa cantidad complica la resolución del certamen para el caso de una versión acotada.

Sin embargo, aunque el número seguirá siendo abultado, ya hay varias instituciones que al no tener como objetivo subir al TFA, eliminados los descensos y a sabiendas de que el CF anunció que no recibirán sanciones en caso de abandonar la competencia, ya tomaron la decisión de no seguir participando en esta temporada, porque no pueden solventar a sus planteles sin ingresos.

Pero en el "mientras tanto", muchos dirigentes de clubes de esta categoría ya piensan ir con un planteo al CF, porque su intención es la de volver al anterior formato del TFB, que tenía más viajes como contra, pero mucha más competencia y atracción para los sponsors a favor.

Los datos en los que fundamentarán esta postura son los siguientes: En el último TFB fueron 40 los equipos que invitó a participar el CF, mientras que para el primer TRFA hubo 11 clubes que obtuvieron licencias para hacerlo (se les otorgan a los que cuentan con una infraestructura "superior" a la media, como por ejemplo el debutante Ciudad de Bolívar, propiedad de Marcelo Tinelli) y por lo tanto no tuvieron que competir para lograr una plaza.

Y en la primera fase del TRFA todos los equipos juegan solamente seis partidos, mientras que en la misma instancia del TFB disputaban 18.

Pero aún cuando el pasado viernes 8 de mayo los 24 delegados provinciales enviaron una carta de apoyo a la nueva conducción de AFA que encabezará Claudio Tapia y al presidente del CF, Pablo Toviggino, los dirigentes del TFA están molestos porque al realizar los emparejamientos de las distintas categorías para distribuir el dinero que bajó de los programas de desarrollo de FIFA (Forward y Evolución), a ellos se los puso en un nivel inferior.

A la primera división se la emparejó con la Primera Nacional, luego la Primera B, posteriormente la C, apenas por debajo el TFA y finalmente la Primera D.

Los dirigentes del TFA argumentaron justificadamente que su categoría es igual a la Primera B, porque ambos determinan ascensos a la Primera Nacional, y por ende no podían recibir menos dinero que inclusive la C. Solamente en la primera de las dos tandas de ingresos, cada club de la B recibió 500.000 pesos, los de la C 200.000 y los del TFA 190.000.

Ese "mar de fondo" viene de arrastre, desde que se resolvió aumentar de 25 a 32 los participantes en la nueva Primera Nacional y se les dio cinco ascensos a la Primera B y solamente dos al TFA. En ese entonces Toviggino reclamó infructuosamente desde la presidencia del Consejo Federal, pero ahora será el nuevo tesorero de AFA, y como dijo un dirigente del "interior profundo" del fútbol argentino, "no se puede estar en la misa y en la procesión al mismo tiempo".

(Télam/DIB)

Esta nota habla de: