ANIVERSARIO Y RECUERDO

A 100 años de su fundación, el Club de Remo de Azul se afianza como entidad señera provincial

Un emotivo repaso por sus comienzos y el recorrido de la apasionante historia de la entidad remera que comenzó el 20 de mayo de 1920.

Por Mario Vitale.

Para orgullo de toda una ciudad, el Club de Remo de Azul celebra hoy sus primeros 100 años de vida institucional, habiéndose afianzado a lo largo de todo un siglo, como una de las entidades ejemplares en el ámbito provincial y nacional, no solo por su amplia gama de deportes que practican sus más de 4.500 asociados, para quienes se crearon diversos ámbitos que contemplan a todos los integrantes de las familias, sino que aquellos deportistas que lo representan están conminados a asumir sus intervenciones dotadas de buen comportamiento humano y amplia lealtad deportiva que caractericen sus logros.

El Club de Remo de Azul fue fundado el 20 de mayo de 1920 cuando un grupo de caracterizados vecinos, amantes de la práctica del remo y canotaje, se reunieron a fin de dejar constituida una entidad que posibilite su práctica en aguas del Arroyo Callvú Leovú, cuyo curso se manifiesta sobre el por entonces recientemente fundado Parque Municipal, grato acontecimiento concretado dos años antes. En esa época, varios de los socios fundadores habían tenido contactos con amigos que integraban el Buenos Aires Rowing Club, tradicional entidad que fuera fundado en Tigre, el 16 de diciembre de 1873, quienes alentaron la creación de la institución azuleña y brindaron su apoyo, especialmente facilitando el acceso a las primeras embarcaciones utilizadas por los socios.

La asamblea constituyente 

El citado 20 de mayo se constituye la asamblea de vecinos, siendo designados, presidente y secretario Antonio Aztiria, y Enrique Lecot, respectivamente, estando presentes Francisco Tendás, Roberto Waddel, Manuel Gurruchaga, Alfredo Piazza, Ángel Castellar, Carlos Leiva, Romeo Bugallo, Atilio Piazza, Arturo Fernández, Luis Robin, Eduardo Naulé, Juan Prat, Laureano Lobato, Antonio Louge y Andrés Fulquet. A los pocos días, más precisamente el 19 de junio del mismo año quedó integrada la primera comisión directiva, quedando así constituida: presidente, Roberto Waddel; vicepresidente, Antonio Aztiria; secretario, Juan Prat; tesorero, Alfredo Piazza; capitán, Carlos Leiva; subcapitán, Edmundo Piazza; vocales: José Brumana, Carlos Fortabat, Ignacio Gurruchaga y Ignacio Fernández.

En el acta fundacional figuran los primeros asociados fundadores de la entidad: Antonio Aztiria (quien presidió la asamblea) y Enrique Lecot (secretario).

La evolución edilicia e institucional a través de los años 

Reseñar los logros edilicios e institucionales en este primer siglo demandaría un exhaustivo análisis para lo que habría que concretar una amplia tarea con las actas a la vista, pero obviando los detalles puede garantizarse que cada una de las comisiones directivas que asumieron la dirección del club, pusieron en evidencia el interés y esfuerzo en dotar a los socios y sus familias, las comodidades y atenciones necesarias para las actividades recreativas y deportivas, aportando también un adecuado servicio de gastronomía, siendo de rescatar que en la actualidad presenta un plantel de más de 70 empleados, entre profesionales y empleados con relación de dependencia, que atienden las distintas manifestaciones sociodeportivas.

Los dos períodos presidenciales del Dr. Albero E. Uhalde 

Entre los exitosos lapsos directivos evidenciados llevados a cabo por las distintas comisiones directivas, vale rescatar los dos periodos en cuyas composiciones se contó con la presidencia del Dr. Alberto E. Uhalde destacado profesional del Derecho, que ejerció la titularidad de las respectivas directivas a partir de 1958 a 1961 y posteriormente desde 1966 a 1983, acompañado siempre por un selecto núcleo de socios que integraban las distintas subcomisiones.

Uno de los hechos más saliente de tales mandatos, lo constituyó la compra de las 14 hectáreas, ubicadas sobre la margen izquierda del Arroyo Azul frente mismo a las primarias instalaciones, abriendo la posibilidad, tal como se concretara, de ampliar el predio y facilitar la construcción de ámbitos deportivos.

Vale rescatar la actitud de los entonces directivos que avalaron el préstamo bancario solicitado para la compra de dichas tierras, con sus respectivos patrimonios personales, dando así basamento a una apertura social que se veía acotada, posibilitando el acceso de una mayor cantidad de familia asociadas, iniciándose así un impulso extraordinario que puede apreciarse en la actualidad. Para perpetuar el reconocimiento, la directiva remera denominó "Dr. Alberto E. Uhalde" a todo el sector oeste, donde tienen asiento canchas de fútbol, rugby, hockey sobre césped, pileta de natación, tenis, etc.

Las presencias deportivas 

Si bien en la entidad se da prioridad a las disciplinas deportivas locales, basadas generalmente en recreación de sus socios, no puede dejar de mencionarse las conquistas deportivas provinciales y nacionales logradas por algunos de sus representantes en los respectivos deportes, tales como en la natación, rugby, hockey y bochas, entre otras conquistas. También, vale sumar la presencia en tenis, de Federico Delbonis, el primer azuleño con ranking internacional e integrante del equipo argentino que conquistara la famosa Copa Davis en 2016, tras vencer el punto decisivo en la final ante Ivo Karlovic por 6-3, 6-4 y 6-2 en el quinto partido. Con su nombre ha sido designada la primera cancha de tenis con piso duro, inaugurada en los últimos años en las instalaciones remeras.

La pelota a paleta en el Club de Remo 

Como complemento de la original práctica del remo y canotaje, tuvo su inició la práctica de la pelota a paleta en la entidad que cuenta con un magnífico trinquete con medidas oficiales denominado "Nicolas Yannuzzi" en reconocimiento a uno de sus colaboradores que acompañó por muchos años la práctica del tradicional deporte vasco desde que la entidad fuera una de las fundadoras de la Federación de Pelota a Paleta de la Provincia de Buenos Aires, singular hecho que tuvo su concreción en nuestra ciudad en 1934, siendo la pareja integrada por Fructuoso Olasagasti - Federico H. Berdiñas, los ganadores del primer campeonato oficial organizado por la flamante institución provincial, por lo que el club obtuvo la Copa Diario La Nación en 1936.

La paleta le brindó al Club de Remo innumerables satisfacciones a nivel provincial y nacional, destacándose la presencia en el club de jugadores internacionales, como Jorge Miguel Utge, campeón mundial en reiteradas oportunidades y figura en el "país vasco" donde por muchos años actuó profesionalmente, para luego ejercer la dirección de los equipos oficiales de España, México y Argentina en distintos certámenes mundiales.

Otra de las figuras que jugaron por la entidad remera fue Gerardo "Trabuco" Romano (1957 - 2005), quien se inició en las categorías menores del club, para luego ser figura en el ámbito nacional e internacional, alcanzando títulos mundiales, olímpicos y panamericanos, siendo distinguido con el "Olimpia de Plata" como el "mejor pelotari" argentino en 1987. Romano murió en Mar del Plata el 13 de enero de 2005 cuando tenía 48, y sus restos descansan en la necrópolis de nuestra ciudad como lo fue su deseo, pero antes, su féretro fue despedido por sus amigos del club al detenerse el cortejo fúnebre frente a la sede social "remera".

Son 100 años de vida cuya celebración se vio afectada debido a la situación actual que obligó a la suspensión de toda actividad, incluso la social en la cual el Club de Remo siempre recibió a través de los años una respuesta adecuada entre sus asociados y sus respectivas familias, pero seguramente la directiva encabezada por Roberto Gayani y demás integrantes, guardan su respetada ilusión de concretar la celebración no bien la situación permita; celebrar sí, pero también recordar a aquellos que han posibilitado estar gozando de una espléndida sede y de una organización deportiva que en la actualidad es ejemplo en el amplio espectro provincial y nacional. 

Esta nota habla de: