ESTRENO SOÑADO

"Marcar un gol en la Bombonera es algo extraordinario"

Lo dijo Mauricio Heim, ex delantero chillarense, de Independiente, Athletic y Alumni, entre otros, quien aprovechó el aislamiento para rememorar su estreno en el estadio Alberto J. Armando, donde la primera división de El Fortín igualó 1 a 1 ante la reserva de Boca Juniors, en 1994, como preliminar del conjunto "xeneize" y Deportivo Mandiyú.

Festejar un gol en la Bombonera, que ayer cumplió 80 años, es algo que cualquier jugador sueña cada vez que apoya la cabeza sobre la almohada. El ex delantero chillarense Mauricio Heim lo soñó mil veces con la casaca de River, sin embargo lo pudo cumplir con la de El Fortín de Olavarría.

Su recordado tanto, ocurrió el 13 de mayo de 1994, precisamente un viernes por la noche, cuando el conjunto fortinero empató 1 a 1 ante la reserva de Boca Juniors, en el mítico estadio como preliminar del conjunto "xeneize" y Deportivo Mandiyú, que no presentaba esa división.

Ante la consulta de EL TIEMPO, el "Corto" Heim, no dudó en recordarlo y reveló detalles sobre aquel encuentro.

"Marcar un gol en la Bombonera es algo extraordinario. El solo hecho de entrar a una cancha de elite, como el estadio boquense, y jugar, para un jugador de fútbol es algo maravilloso, único e impagable, más allá que uno es hincha de River, pero en ese momento era futbolista ante todo", recordó sobre un escenario, donde se protagonizaron varios partidos que fomentaron el instalado mito sobre el latido de su estructura, producto de una de particular característica arquitectónica.

Consultado sobre la jugada de su gol, convertido a los 35 minutos del primer tiempo, el ex delantero de El Fortín recordó que "uno de mis compañeros recuperó la pelota en la mitad de la cancha y desde allí me tiraron un pelotazo largo; me salió a marcar (Luis) Medero, a quien supero tirando larga la pelota y lo dejo atrás. Cuando me salió Pogany, lo gambeteo y quedé con el arco solo, y entré con pelota y todo".

"Ese partido fue un viernes a la noche y los titulares jugamos medio tiempo, porque el domingo teníamos un partido clave contra Estudiantes de Olavarría, que definía gran parte del campeonato", aportó y por eso "el Russo (por Francisco) realizó ocho cambios en el entretiempo y entraron los suplentes, siendo uno de ellos mi hermano Gerardo", con quien también compartió equipo en Independiente de Chillar y en Athletic.

Cabe señalar que a lo primero estaban permitidos cinco cambios, pero luego eso fue "cambiando" y entonces "Fatiga" Russo hizo ingresar a los ocho jugadores que tuvo sentados en el banco suplente del estadio Alberto J. Armando.

Justamente, en el complemento, llegó el empate del elenco boquense a los dos minutos por intermedio de Garrido (una réplica de Diego Soñora) y con ese resultado terminó este histórico encuentro para la entidad olavarriense.

Fabián Piecenti y Luis Alberto Barbieri en la Bombonera. Imagen: gentileza Facebook Fabián Casanella.

Además del chillarense, cumplieron una destaca actuación el volante central, Esteban González, y el arquero Luis Barbieri (muy aplaudido sobre el final del encuentro). Asimismo le anularon un gol a Silvio Ramírez, por posición adelantada, y vio la roja el uruguayo Marcelo Tejera, quien reaparecía tras una lesión. Este jugador había llegado a Boca procedente del Cagliari de Italia para afrontar la temporada 1993/94 bajo la dirección técnica del "Profesor" Habegger.

El desarrollo de este encuentro surgió porque la entidad correntina no presentaba tercera, entonces "Fatiga" Russo, que quería tener rodaje, lo coordinó con César Luis Menotti, quien dirigía a Boca y, además, fue su entrenador en el Huracán del 73'.

"Como Francisco Russo había sido dirigido por el "Flaco" Menotti en el Globo en la década del 70', organizaron este encuentro. Además, los dirigentes querían que los "xeneizes" observen el juego de Esteban González, así podía tener su prueba en este club", indicó para luego agregar que este volante central "jugaba muy bien, pero después no pasó nada, ni lo llamaron".

Las formaciones de esa noche fueron las siguientes:

Boca Juniors: Esteban Pogany; Adrián González, Luis Adrián Medero, Carlos Zapella y Pascual Garrido; Pablo Picchio, Silvio Rivero, Marcelo Tejera y Sergio Sánchez; Julio Arata y Gastón Barroso; suplentes: Martín Herrera, Rodolfo Arruabarrena, Pablo Boquete, Alberto Naveda y Emiliano Romay. DT: Enrique Hrabina.

El Fortín: Luis Barbieri; Osvaldo Correa, Pablo Del Zotto, Marcelo Grigera y Carlos Juan; Fabricio Torres, Esteban González, Maximiliano Di Matteo y Sandro Vega; Silvio Ramírez y Mauricio Heim; suplentes: Piecenti, Ferreira, Sebastián González, Gerardo Heim, Luis Pulicastro, Fabricio Marín, Juan Carlos Aguirre y Néstor Castañares. DT: Francisco Russo.

De La Boca a Chillar 

Finalizado el encuentro preliminar, el plantel de El Fortín se quedó en la tribuna para ver la victoria de Boca sobre Mandiyú por 2 a 1. Los goles boquenses fueron anotados por John Jairo Tréllez e Ivo Basay. En cambio, Héctor Rodríguez Peña había marcado el empate transitorio del conjunto correntino que era dirigido por el uruguayo Manuel Keosseián.

"Cuando terminó el partido de Primera nos sacamos fotos con Navarro Montoya y con varios jugadores más", comentó para luego agregar que esa misma noche volvieron para Chillar, mientras que el resto se fue rumbo a Olavarría.

"Descansamos el sábado y el domingo viajamos para jugar el encuentro contra Estudiantes, que finalmente lo ganamos 1 a 0 con gol de Gerardo, quien saltó a cabecear, pero la pelota le pegó en la espalda y de esa forma hizo el gol, que terminó siendo clave porque el "Bataraz" peleaba el torneo con nosotros. Fechas después nos consagramos campeones", concluyó el "Corto" Heim, quien ese momento tenía 28 años.

Esta nota habla de: