A 27 años de la fundación de Azul Vóley

Un día como hoy, pero de 1993 en instalaciones de la Asociación Empleados de Comercio se realizaba una multitudinaria asamblea en el cual se creaba el Azul Voley Club. En esa oportunidad un grupo de visionario y enamorados del voleibol crearon la institución, siendo ellos: Roberto Kober, presidente honorario de la institución, junto a Gustavo Borghi, José María Melfi, Ruben Tornabene, José Macaluso, Marcelo Costantini, Daniel Pérez Guedes, Cacho Ferrarello, José Macaluso, Omar Violante, Jon Uriarte y Hernán Ferraro, entre otros que apoyaron la iniciativa.

Tras su creación, pasó a ser el primer club del país que exclusivamente se dedicaba a la práctica del voleibol.

En la actualidad, esta institución cuenta con más de 100 niños, jóvenes y adultos, quienes practican este deporte para competir en los torneos que organiza la Asociación Olavarriense de Voleibol, como así también en algún evento provincial o nacional.

El año que viene se cumplirán 20 años de su primer y único título en la Liga de Voleibol Argentina, cuando Olympikus venció a Club de Amigos con un global de 4-1.

El histórico director técnico del equipo campeón, Jon Emili Uriarte, envió un saludo a través de sus redes sociales Facebook e Instagram para quienes son parte de esas hazañas deportivas y a quienes hicieron historia y sostienen actualmente a Azul Vóley Club. También hizo una semblanza de aquellos años, la cual fue acompañada de una imagen acerca de un futuro proyecto en el 2000.

"27 años de Azul Voley Club. Ya en el 2000 estábamos a full.

Azul Voley Club fue un proyecto que nació como una construcción de la comunidad, con la ambición de merecer el esfuerzo económico que significaba competir en el primer nivel nacional, pero comprometido en devolverle no sólo con resultados sino con los mejores instrumentos para canalizar el entusiasmo que provocaba su campaña.

Ese ideario provocó que se involucraran con su trabajo y capacidad personas de distintos sectores que encontraban el lugar para expresar su vocación de servicio comunitario.

Por eso no sólo tuvimos el equipo compitiendo en la Liga Argentina, sino que creamos el Jardín de Movimiento, la Escuela Iniciación Deportiva, la Escuelita de Minivoley y las divisiones inferiores de mujeres y varones, pero también interactuamos con otras expresiones, como con el Arzobispado reabriendo el Cine Universal cerrado hace más de 14 años, desarrollando capacitaciones, trabajando con otros clubes y escuelas o apoyando iniciativas como las Olimpiadas Profesionales.

Las sinergias que vivimos al interno de la Comunidad en ese tiempo son un Norte de aire renovado que nos entusiasma en estos días de pandemia tan difíciles, una inspiración para pensar desde donde comenzar la reconstrucción de la Patria que nos espera por delante", así concluyó el texto que se puede ver en esas redes sociales.


Esta nota habla de: