A 20 años de la última carrera de Luis Rubén Di Palma

Un día como hoy, pero de 2000, uno de los más grandes pilotos del automovilismo argentino corría su última carrera. Fue en el "Autódromo Oscar y Juan Gálvez" y ante una multitud, cuando el recordado Luis Ruben Di Palma, conduciendo un Ford azul que él mismo había armado en Arrecifes, le dijo adiós a las carreras.

En ese fin de semana, conocido como "El Loco Di Palma" o "El Loco Luis" se quejó de una falla durante todo el fin de semana, pero no se amilanó pues no era una carrera más. En ella participaban todos sus hijos, porque en pista estaban Marcos, Patricio y José Luis, todos con Chevrolet y en la butaca derecha de su Ford estaba su hija Andrea. Una fiesta completa para homenajear a un grande.

Luego de la clasificación del sábado, la suerte quiso que todos los Di Palma corrieran en la 1ra. serie y fue Marcos el mejor de todos ya que ganó la batería. Patricio, llegó 7°. Detrás de éste llegó Luis y José Luis debió abandonar tras un toque con el tandilense Fabián Acuña. Las otras series fueron ganadas por el Rafael "Tabo" Verna y la tercera la ganó Roberto Del Bo.

Con un sorprendente Roberto Del Bo y Rafael Verna en la primera fila y con "Marquitos" en la segunda, la final del TC se puso en marcha mientras todas las miradas estaban puestas en el Ford del arrecifeño mayor, que llevaba toda la historia consigo. Era la última del Luis. Su última travesura en una pista.

Marcos lideró buena parte de la final, pero no pudo regalarle el primer puesto a su padre. Prevaleció Verna que se quedó con la carrera, segundo terminó el menor de los Di Palma, tercero Miguel Angel Guerra, cuarto llegó Ernesto "Tito" Bessone y quinto Eduardo "Lalo" Ramos, pero todos los aplausos se los llevó quién cruzó la meta 17°, sellando una etapa que quedará por siempre en la historia grande del automovilismo argentino (más atrás arribó el chillarense Ariel Robbiani en el puesto 31°).

El destino le tendría reservado un infausto momento el 30 de setiembre de ese mismo año, cuando el "Viejo" Di Palma perdió su vida al caer el helicóptero que piloteaba en las cercanías de la ciudad bonaerense de Carlos Tejedor, cuando venía de asistir a su hijo Marcos.

Según memoriosos del automovilismo nacional, el auto con el que corrió su última carrera fue vendido a Facundo Gil Bicella y hoy descansa en el Museo del TC en La Plata

En cuanto a su trayectoria, vale recordar que Di Palma debutó en el Turismo Carretera en 1963. Su primera carrera la ganó el 31 de mayo de 1964, a los 19 años y se convirtió en el piloto más joven en ganar en la categoría.

Con el tiempo se convirtió en uno de los máximos ídolos del automovilismo nacional. Alcanzó nueve títulos argentinos y 103 victorias en total. Consagrado en el TC (1970 y 1971), con Torino; Sport Prototipos (1971 y 1972), con un Berta LR-Tornado; Fórmula 1 Mecánica Argentina (1974, 1975 y 1978), los dos primeros con monopostos de Berta y el tercero con un Pianetto-Dodge; el TC 2000 (1983), con un VW 1500 y el Supercart (1993), con Torino.

También en el TC fue el único piloto en ganar con las cuatro marcas, Ford, Chevrolet, Dodge y Torino.

Fue el ganador más longevo de la popular categoría: tenía 53 años y 238 días cuando se impuso en Buenos Aires en 1998. También se destacó como preparador y estuvo a cargo de la atención de sus autos en sus últimos dos campeonatos.

En 1969 fue uno de los partícipes de la hazaña de Nürburgring utilizando un Torino 380 W y siendo compañero del azuleño Oscar Mauricio Franco cuando junto a otros pilotos integraron el equipo argentino que intervino en las '84 horas de Nürburgring', Alemania Federal.

El "Loco" también reflejó en sus acciones su impulso solidario: durante la madrugada del 7 de abril de 1995 llegó volando su ultraliviano a la inundación de Pergamino y ayudó en cuanto pudo. El pueblo y las autoridades municipales siempre recuerdan su esfuerzo y actitud solidaria.


Esta nota habla de:
Seguí leyendo