El Papa Francisco le escribió una carta al italiano Alex Zanardi, en grave estado tras un accidente

El Papa Francisco le escribió hoy una emotiva carta al italiano Alex Zanardi, ex piloto de Fórmula 1 y cuatro veces campeón paralímpico de ciclismo, actualmente en grave estado tras sufrir un accidente el pasado viernes, en la que lo destacó como "un ejemplo de cómo volver a comenzar después de una parada repentina".

"Querido Alessandro. Su historia es un ejemplo de cómo volver a comenzar después de una parada repentina. A través del deporte nos enseñó a vivir la vida como protagonistas, haciendo de la discapacidad una lección de humanidad", dice la misiva que le hizo llegar, según publicó el diario deportivo italiano La Gazzetta Dello Sport.

"Gracias por dar fuerzas a quienes la tuvieron. En este momento tan doloroso, estoy cerca de ti. Oro por ti y tu familia. Que el Señor te bendiga y nuestra señora te proteja. Fraternalmente, Francisco", continuó el texto del pontífice, según trascendió en la prensa.

Por otra parte, el hijo del ex piloto de 53 años, Niccolò Zanardi, publicó en su perfil de Instagram un emotivo mensaje a su padre, del que no se separa: "No dejaré ir esta mano. Vamos, papá. Hoy es un pequeño paso adelante".

Según el último parte médico, Zanardi sigue sedado y con ventilación mecánica en la UCI del hospital universitario 'Le Scotte' de Siena, donde ingresó el pasado viernes tras chocar contra un camión, por causas no aclaradas, cuando participaba con su handbike (bicicleta que de pedalea con las manos) en una exhibición.

Zanardi sigue estable y con un cuadro neurológico grave tras la quinta noche en cuidados intensivos y la familia pidió no difundir más partes médicos hasta que haya novedades.

No es la primera vez que Zanardi se debate entre la vida y la muerte por un accidente, ya que, el 15 de septiembre de 2001, Zanardi había sufrido otro grave incidente en el circuito alemán de Lausitzring, en una carrera del campeonato ChampCar.

El italiano perdió el control de su Reynard-Honda a la salida de la calle de boxes, hizo un trompo en medio de la pista y fue embestido por otra máquina a 320 kilómetros por hora.

El coche quedó partido en dos y el piloto italiano fue ingresado en un centro hospitalario de Berlín, donde permaneció varios días en coma inducido.

Los médicos no tuvieron más opción que amputarle las piernas por encima de la rodilla, en un intento desesperado por salvar su vida.

Era el segundo accidente grave que sufría. En 1993, a los mandos de un Lotus, chocó brutalmente en el circuito de Spa, accidente que le alejó de la Fórmula 1 casi un año.

Zanari corrió en Fórmula Uno entre 1991 y 1994 y 1999, para las escuderías Jordan, Minardi, Lotus y Williams, totalizando 44 carreras, en una discreta trayectoria en la cual apenas logró un punto al culminar sexto en el Gran Premio de Brasil en 1993.

(Télam/DIB)

Esta nota habla de: