EL BAÚL DE LOS RECUERDOS

¿Te acordás de la última vez que Alumni jugó contra Huracán de Tres Arroyos?

El equipo albinegro cuenta con una larga tradición en fútbol local, como así también a nivel regional, siendo el club con más participaciones en este tipo de torneos, donde son varios los rivales a los que se enfrentó, siendo uno de ellos el "Globito" tresarroyense que luego llegaría a la elite del fútbol nacional.

En sus 98 partidos oficiales por AFA, Alumni Azuleño tiene 34 triunfos, 24 empates y 40 derrotas. De esos números, entre aquellos partidos inolvidables y otros para olvidar, hay uno que pasó a la historia por la actuación de Claudio "Novillo" García, quien se anotó en la historia grande del fútbol regional, tras los seis goles que le marcó en una sola tarde al elenco albinegro.

Este hecho ocurrió el 6 de noviembre de 1994 cuando Alumni hizo su tercera presentación en el Torneo del Interior, precisamente en Tres Arroyos, para enfrentar a Huracán de aquel punto. El partido correspondió a la primera fecha de las revanchas de la Región Bonaerense, subregión 2, zona F.

Tras la derrota en la fecha anterior ante Racing de Carhué (3-0), el equipo dirigido por Rubén Camozzi y Julio Seminara fue en busca de repetir su triunfo conseguido en su debut en nuestra ciudad ante el mismo rival, por la mínima diferencia, gol conquistado por Jorge Piñero cuando promediaba la segunda etapa. En tanto, los locales, que también habían perdido ante Racing por 1 a 0, no les quedaban otra salida que ganar, y si es por una apreciable diferencia de goles, mejor, única posibilidad de mantener aunque más no sea una mínima esperanza de clasificación.

En el Roberto Bottino, el equipo azuleño salió perdiendo desde el vestuario porque ni bien comenzó el encuentro, el delantero del "Globo", Gastón Román, recibió una pelota en profundidad y enfiló decidido para derrotar a Eduardo Oroquieta y ya en el área el arquero azuleño, en su afán de despojarlo del balón le cometió falta que el árbitro Darío Macarone sancionó con pena máxima y el "Novillo" García, el verdugo de Alumni, ejecutó con éxito para que el "Globo" esté con un gol arriba.

Terrible mazazo de entrada que a los dirigidos por la dupla Camozzi y Seminara les costó reaccionar, porque Huracán, con un trabajo colectivo y una avidez ofensiva que metía miedo rápidamente se hizo dueño del partido.

García con 24 años y con la velocidad de un rayo, bastante antes del primer cuarto de hora de juego había conseguido un resultado favorable prácticamente inalcanzable, dos goles más, para el 3 a 0 a favor de los locales. El "9" superaba con facilidad a la dupla central de esa tarde compuesta por Constantino Ivanoff y Agustín Carús, quien le dejó un "regalito" en el pecho a este notable delantero, quien luego le mostró al árbitro la marca de los tapones tras una disputa de un balón.

Huracán lo estaba haciendo todo bien y el desconcierto en Alumni crecía. Desde ese gran momento del globito tresarroyense aparecía otra figura en el partido, su N° 10 Angel Moreno que acaparó con toda justicia todos los aplausos de Roberto Bottino, teniendo en esta función de ataque al infalible Claudio García que en Azul había pasado desapercibido pero que ese día demostró toda su fama de goleador conquistando los seis tantos de su equipo, siendo el único jugador que le marcó esa cantidad de goles en un partido contra un elenco de la ciudad.

A pocos minutos de terminar el primer cuarto de juego, se produjo una acción de las consideradas infantiles, porque el delantero Román le aplicó un innecesario codazo al defensor Bruno Zanetti y el juez le mostró la roja y lo que pintaba para fiesta, fue cambiado por una posición de mayor recelo con respecto a lo que podía acontecer desde ese momento en adelante, porque a nadie escapa que un equipo con un hombre menos debe actuar en una forma distinta a lo que había realizado hasta el momento, sin duda esa circunstancia estaba dando paso a que se viese otro partido. Huracán seguía manteniendo el 3 a 0 y pintaba para ser todo distinto, tan distinto que aunque cueste creerlo Alumni tuvo sus oportunidades para descontar, pero la reiteración de errores fue bien aprovechada por el ganador que no perdonaba nada, consiguiendo el resultado ya conocido para dejarle a la "Ponzoña" toda la bronca y la impotencia por no haber aprovechado lo que estuvo al alcance de sus manos y lo dejaron escapar.

Huracán durante esos minutos con un hombre menos comenzó a cuidar la pelota, aunque en un descuido permitió que el delantero de Alumni, Jorge Piñero, se inscriba en el tanteador y el encuentro se puso 3-1, resultado con que ambos equipos se marcharon a los vestuarios.

Luego en el complemento, a Alumni le restaban 45 minutos para lograr la hazaña, pero en cancha continuaba "Novillo", a quien le faltaba anotar sus tres goles para cerrar su tarde de gloria.

Con otro gol de Piñero, esta vez de penal, colocó al albinegro a un gol de igualar el cotejo y ese fue uno de los momentos claves del partido que la visita debía aprovechar al máximo para cambiar definitivamente el curso del partido, pero no fue así, porque en esa búsqueda del empate, se encontró con otro "baldazo de agua fría" tras la sanción de un penal en su contra por una mano de Pablo González en el área, donde García se hizo cargo y modificó otra vez el marcador: 4 a 2. Sin embargo, en apenas dos minutos después, Diego Pérez, con un remate equinado junto a un palo derrotó al "uno" Alberto París y otra vez quedaba a un solo gol y, además, con media hora por delante en juego. En ese periodo, los alumnistas no lograron hacer la diferencia en el juego y descuidaron la marca hacia los hombres claves del local, siendo uno de ellos la figura del encuentro, García, quien cuando iba en busca de otro gol, fue derribado por el arquero Oroquieta y este tuvo que ir rumbo al vestuario tras ver la roja que le mostró Macarone. Para ocupar su lugar entró José Canevello y salió Pablo González. Minutos después de este cambio, otro de Huracán recibió la roja y en este caso fue Gustavo Córdoba. Sin embargo, a pesar de jugar con un hombre menos, Huracán mantuvo su predominio y de la mano de García llegaron los últimos dos goles del encuentro para terminar en media docena de goles y todos logrados por este formidable centrodelantero.

Imagen ilustrativa de "Novillo" García - Gentileza El Gráfico

La historia increíble del artillero Claudio "Novillo" García llegaría más lejos. Diez años después y después de 14 jugando en Huracán de Tres Arroyos, llegó a la máxima división del fútbol argentino A tras lograr cuatro ascensos en siete temporadas.

Síntesis

Huracán de Tres Arroyos: Alberto París; Juan Godoy, Guillermo Sauce, Néstor Loustau, y Julio Del Negro, Hugo Carrizo, Gustavo Córdoba y Angel Moreno; Gastón Román, Claudio García y Mario Espíndola. DT: Mario Gianichini y Néstor Di Luca.

Alumni: Eduardo Oroquieta; Bruno Zanetti, Constantino Ivanoff, Agustín Carús y Diego Pérez; Pablo González, Sergio Cocilovo e Ignacio Benítez; Claudio Lambusta, Jorge Piñero Luis Bongiorno y. DT: Rubén Camozzi y Julio Seminara.

Suplentes HTA: Jorge Flores, Mario Arzos, Federico Quiroga, Gabriel Cardano y Luciano Yrigoyen.

Suplentes A: José Canevello, Pablo Cejas, Fabio Villarreal, Silvio Dacenzo y Román Carmona.

Goles: Claudio García (HTB) 30'', 6', 11', 58' (de penal), 74' y 88'; Jorge Piñero (AA) 26' y 50' (de penal) y Diego Pérez (AA).

Cambios: al comienzo de la segunda etapa, Román Carmona por Bruno Zanetti (AA); 24' José Canevello por Pablo González (AA), 28' Mario Arzoz por Mario Espíndola (HTA) y 36' Federico Quiroga por Angel Moreno (HTA).

Incidencias: rojas para Gastón Román (HTA) a los 13 PT, Eduardo Oroquieta (AA) a los 24 ST y Gustavo Rocha (HTA) a los 27' ST:

Estadio: Roberto Bottino.

Árbitro: Darío Macarone.

Líneas: Hugo González y Ricardo Carlucio (todos de Saavedra, pertenecían a la Liga de las Sierras)

Esta nota habla de: