REFERENTE DEL TORINO

Omar Rangone cumple 90 años: la vida de un fanático de "los fierros"

El reconocido mecánico llegó a sus nueve décadas de vida y en EL TIEMPO repasamos su prestigiosa historia. Conocido "Pacucho" estuvo vinculado a las mejores épocas de nuestro automovilismo deportivo.

Omar Rangone está celebrando hoy 90 años. Siempre le gustaron "los fierros". Por eso, en 1948 se subió a un Ford "T" Semipreparados para correr en una sola prueba como piloto, porque su condición económica no le permitía seguir participando.

Rangone, de profesión tornero, tenía un don especial para interpretar la mecánica. Es por eso que en 1961, es convocado por Mauricio Franco D para preparar los motores del Fiat 1100 primero y del 1500 después (auto que lograra grandes actuaciones), autos que corrían en el Turismo Anexo J. o Turismo Mejorado. Tanto con Franco, como así con el hijo de este, conocido como "Cacho" (luego sería reconocido a nivel internacional), de la mano de Rangone, tuvieron excelentes resultados, logrando triunfos sobre grandes pilotos como Carlos Reutemann o Eduardo Rodríguez Canedo.

Después de siete años de preparar autos de Turismo, se dio su llegada a la elite del automovilismo nacional cuando un grupo de azuleños compró un Torino convencional a un Club de Córdoba que había realizado una rifa con ese auto, y les había quedado el premio vacante. Alfredo Dell Aquila, Segundo Bautista Nobile, Osvaldo Legarreta y Omar Rangone formaron el grupo bajo la denominación de "Peña Amigos de Cacho Franco" y comenzaron con la preparación de dicho auto. Así comenzaba también la relación del "Toro" y "Pacucho", quien estuvo vinculado a esta marca desde 1968 hasta 1989.

El auto comprado en la provincia cordobesa estaba alistado por Oreste Berta y en Azul se terminaron de realizar los trabajos correspondientes para que Oscar Mauricio Franco haya debutado en el autódromo capitalino el 23 de junio de 1968, fecha que el azuleño estuvo peleándole el tercer lugar a Alberto "Larry" Rodríguez Larreta, hasta que faltando pocas vueltas para el final, se le rompió el embrague y se quedó de a pie.

Ese auto sirvió de vidriera para que "Cacho" fuera convocado por el equipo de Gastón Perkins. Sin Franco, la agrupación pasó a denominarse "Autopeña Cuidad de Azul".

"Cuando creamos la peña, empezamos a pedir algunos repuestos al taller de Oreste Berta y en cierta oportunidad viajé a Córdoba, donde comenzó para mí una gran experiencia", recordaba tiempo atrás Rangone en una entrevista con este medio. Asimismo, indicaba que "Berta me enseñó mucho y yo lo considero mi maestro".

Rangone con "Carlitos" Tártara.

Los pilotos azuleños que manejaron el Torino pintado de blanco, tras la salida de "Cacho", fueron: Juan María "Machito" Castaño, Luis Saint Germés y Carlos José Tártara. Después la agrupación vendió este auto y compró otro de la misma marca, pero con la diferencia que lo pintaron de rojo y arriba de este, primero se subió el "Colo" Francisco Espinoza, quien corrió dos temporadas y luego se marchó tras ser llamado por el empresario Antonio Alegre, luego Presidente de Boca Juniors, que había alquilado el "Chivo" de la Peña Olavarría, que en el primer torneo organizado por la ACTC y arriba de este auto, lo coronó como campeón.

Al piloto de Chacabuco lo reemplazó en la butaca Emilio Oscar Parisi, el antiguo dueño del Torino. Su mejor resultado fue un tercer puesto en la carrera de "No Ganadores" y tiempo más adelante se bajó del auto.

El auto de Autopeña Ciudad de Azul se preparaba para la primera carrera que fiscalizó la ACTC. 

Los azuleños no veían con buenos ojos que al auto lo estuvieran corriendo pilotos foráneos. Es por eso que llamaron a Ricardo De Arzave, quien había tenido muy buenas actuaciones en el zonal, sobre todo en la Promocional 850.

Justamente, este piloto representó la mejor época de la Autopeña porque logró las mejores actuaciones de este auto que siempre contó con la atención de Rangone. Con este piloto, la agrupación celebró tres podios, un segundo y dos tercer puestos en sólo un año, 1980.

En 1983 se aleja De Arzave y su lugar lo ocupa Oscar Mauricio Franco, quien se volvió a reencontrar con "Pacucho". El motorista en charla entre amigos siempre recuerda este momento porque fue una linda experiencia la vuelta de un piloto consagrado y al cual él lo vio nacer como tal. Sin embargo, no fue un buen año y lo más destacado fue un cuarto puesto en una serie de 25 de Mayo.

Las últimas carreras de la agrupación "Autopeña Ciudad de Azul" las corrió Carlos "Toto" Torrens en 1985, pero Rangone continúo ligado al TC con otro Torino, el que fuera de Rubén Lucich de Tandil y lo había corrido Eduardo "Lalo" Giordano hasta ese año.

Rangone con la "Oveja" Mancuso

Arriba de este auto, que seguía preparado por este mecánico, se alternaron en la conducción Eduardo Martínez, Vicente Permia, Oscar "Cacho" Fangio, Rubén Gil Bicella, Juan Carlos Deambrossi, Gustavo Mancuso, regresó Torrens, pero los resultados no lo acompañaron y se bajó a las pocas carreras; Abelardo Soneira y Luis Rubén Di Palma (ver nota).

Finalmente, Rangone en 1989 se retiró de la actividad y el Torino fue vendido a Oscar Rivelli (piloto con más trayectoria en el TC 2000), quien participó en dos competencias.

Después este auto estuvo muchos años guardado hasta que lo que recuperó Roberto Lavalle, un coleccionista que participa en las actividades de las "Leyenda del TC" y también tiene en su poder distintos autos de Turismo de Carretera de distintas épocas de la categoría.

Lavalle participó en la muestra emblemática de esta agrupación que tuvo su actividad en nuestra ciudad en el predio de La Rural, donde Rangone se reencontró con el Torino en 2014.

Omar Rangone será recordado por siempre en la historia del TC y sobre todo por los hinchas de Torino porque fue un gran trabajador y defensor de estos autos cuyos pilotos pelearon varias definiciones en los sitiales de avanzada en una época brava (los 80') para la marca.

Fotos: gentileza "Chelo" Tártara.

Esta nota habla de:
Seguí leyendo
Pasaron 40 años de la primera vez que De Arzave se subió al podio en el TC
MEMORIA EMOTIVA

Pasaron 40 años de la primera vez que De Arzave se subió al podio en el TC

El piloto de la "Autopeña de la Ciudad de Azul" tuvo un fin de semana "redondo" porque terminó tercero en la primera etapa y cuarto en la segunda, resultados que le permitieron terminar entre los tres mejores en la clasificación general del Gran Premio "Unión de cuatro provincias". En esa jornada, Francisco Espinosa se consagró campeón de la temporada 1979/80 con Chevrolet y cortó una seguidilla de siete títulos de Ford. Además, fue el primer título de la cupé Chevy.
Una leyenda está de regreso
EXTRA

Una leyenda está de regreso

El primer Torino de los dos que tuvo la Auto Peña Ciudad de Azul, que fue recuperado hace ocho años, se exhibirá al público en el camping y el Centro Cultural San Martín, donde a muchos se le vendrá las apasionantes historia del TC que tuvo este ejemplar.