"Tengo un grupo sensacional de árbitros"

Germán Castro preside la Asociación Azuleña de Árbitros, conocida como la triple "AAA", organismo que se conformó hace unos años y en esta nota contó cómo se dio ese nacimiento.

-¿Qué rol tenés a nivel dirigencial con los árbitros?

- En la actualidad soy el presidente de la Asociación Azuleña de Árbitros y Raúl Mínoli es el vicepresidente. Este organismo nació hace unos años. Primero pasó que en 2017 quedé "cesanteado" por la Unión Azuleña de Árbitros (en ese tiempo estaba de presidente Carlos Coria), que me dejó sin poder ejercer lo que yo más quería. También hicieron lo mismo con Eduardo Giobbi. En ese tiempo tuve el apoyo del cual estoy muy agradecido y que vino de parte de la Liga local, que en ese momento estaba como presidente Miguel Cardozo, quien junto con la comisión directiva nos permitieron volver, pero la diferencia que lo hacíamos de forma independiente. Pasado un tiempo, hablando con árbitros que ya se habían retirado como Mínoli y Jorge Lauría, entre otros, empezamos a sumar colegas y conformamos esta asociación a tal punto que hoy tenemos alrededor de más de 20 árbitros. No todos dirigen en la liga, algunos lo hacen solo en el fútbol comercial. En ese sentido, tengo un grupo sensacional de árbitros. Estoy orgulloso de este grupo. También estoy agradecido con los actuales dirigentes de la liga, tanto Pablo Zasali como Alejandro Ponce tengo una muy buena relación, porque siempre estuvieron muy bien predispuesto con la AAA. 

La campaña solidaria de la AAA para ayudar contra el coronavirus

Los hombres de negro de la Asociación Azuleña de Árbitro también le ponen el pecho a la crisis causada por la pandemia del coronavirus y trabajan mancomunadamente con la Fundación Creamos y el Centro Comunitario Puertas Abiertas (que tiene como referente a Soledad Agostini), cuyas funciones son asistir a las familias más necesitadas de la ciudad. En esta oportunidad, más de diez árbitros de esta entidad tienen su toque de solidaridad, se ponen el delantal dos veces por semana (martes y viernes) y preparan la cena para los vecinos del Barrio El Sol, sobre todo para los adultos mayores que son los más afectados y quienes más necesitan una mano en tiempos de cuarentena.

Si llegaste hasta acá es porque buscas historias locales, ayudanos a seguir contándotelas. SUMATE A EN|COMUNIDAD.

Esta nota habla de:
Seguí leyendo