El TC podría contar con el torneo más corto en 43 años

Tras el extenso parate, el campeonato 2020 del Turismo Carretera podría programar para lo que resta del año solo 11 carreras. De concretarse esa cantidad, será el torneo oficial más corto desde 1977, año que la más popular categoría del automovilismo tuvo su fecha organizada por el Club Boca Juniors de Azul.

Tras la aprobación de la provincia de Buenos Aires que habilitó la realización de competencias automovilísticas en el territorio bonaerense, según lo publicado el viernes pasado por Boletín Oficial, siempre de acuerdo a la situación sanitaria en los distritos que participen de las competencias en medio de la pandemia de coronavirus, obligó a la Asociación Corredores Turismo Carretera (ACTC) a modificar el esquema de campeonato del TC. Precisamente, esta categoría volvería a las pistas mediante un torneo que contaría con 11 carreras de las 15 pautadas inicialmente.

Es válido recordar que dos competencias ya se realizaron en el año. La primera fue en Río Negro y la segunda en Neuquén, donde ganaron Facundo Ardusso y Juan Cruz Benvenuti (ambos con Torino), respectivamente. Es por eso que de acá a fin de año la idea de la casa madre del TC es correr nueve finales más que se dividirían en seis de la Etapa Regular y tres de la Copa de Oro. Si se concreta esa cantidad, sin trabas por el panorama epidemiológico, será el torneo con menos carreras de los últimos 43 años.

La última vez que la "máxima" disputó un campeonato de 11 carreras fue en 1977 (corrió siete veces en autódromos). Aquel certamen empezó el 1 de mayo con la Vuelta de Bahía Blanca que ganó Juan María Traverso (Ford), y finalizó el 11 de diciembre en la Vuelta de Tandil, con una nueva victoria del "Flaco", que ese año conquistó el primero de los seis títulos que tiene en la categoría.

Justamente en esa temporada, tuvo la particularidad de haber comenzado con poco más de cuatro meses de demora con respecto a la última competencia disputada en 1976. El largo impasse se debió a una puja entre la ACTC, el ACA y la CADAD por la prohibición de correr en ruta después de un accidente protagonizado por el piloto Carlos Nanni en la Vuelta de Salto de ese año, que causó la muerte de tres espectadores y más de 10 heridos.

La actividad volvió recién en mayo en Bahía Blanca, marcando una demora en su vuelta de cuatro meses y 10 días, periodo que está entre los más largos de la historia del Turismo Carretera junto al parate actual, que aparece 3º en el ranking de los más extensos después del producido por la Segunda Guerra Mundial (más de cinco años y medio sin actividad -entre 1942 y 1947-) y el de la temporada 1941 (más de siete meses sin carreras).

Asimismo, el 20 de noviembre el Club Boca Juniors de esta ciudad organizó la 10° carrera del TC (la anteúltima de la temporada 77') que tuvo como denominación "Vuelta de Azul" y contó con el recorrido del Semipermanente "Luciano Fortabat" (Olavarría). En esa jornada, la ACTC programó dos series de 14 vueltas y final por suma de tiempos.

El ganador de la carrera fue Héctor Luis Gradassi, con Ford, quien tardó 1 hora, 2 minutos y 57 segundos. Detrás del piloto cordobés llegaron Juan María Traverso (Ford), Ricardo Iglesias (Ford), Juan Carlos Iglesias (Dodge), Eduardo Sáenz (Ford), Octavio Suárez (Dodge), Héctor Ríos (Chevrolet), Francisco Espinosa (Torino -5° primera serie-), Alberto Beguerie (Ford) y Antonio Aventín (Dodge), quienes completaron los diez primeros, respectivamente.

Dos carreras antes, el "Colo" Espinosa (de Chacabuco) fue quien reemplazó a Luis Saint Germés en la conducción del Torino de la "Autopeña Ciudad de Azul" y siendo local, tuvo una destacada carrera entrando en el lote de los primeros diez pilotos en cruzar la meta. En tanto, Saint Germés que estuvo ausente en las dos anteriores que se corrieron en los autódromos de Buenos Aires y Las Flores, regresó a la categoría a bordo de un Chevrolet de la "Peña de Ciudad de Pehuajó" (culminó 12° en la segunda serie), pero no pudo completar la carrera tras abandonar en las primeras vueltas. Al igual que el piloto cachariense José Antonio Balda con un Torino (18° en la segunda serie), quien también debió dejar la carrera a pocos giros del final. En tanto, el piloto de Tapalqué, Orestes Argaña (Chevrolet -23° primera serie-) no largó la final.

Presentación de Luis Saint Germés como piloto de la "Chevy" de Walter Terrón de Pehuajó.

En lo que respecta la carrera final, Roberto Mouras (Chevrolet) fue uno de los protagonistas de la competencia, la cual comandó por varias vueltas, pero lamentablemente no pudo terminar la carrera por un desbande en una cubierta. Y con el camino libre, Gradassi y Traverso (ambos pilotos eran compañeros de equipo) ocuparon el podio, sin antes haber recibido la orden desde boxes para que gane "Pirín", mientras que el "Flaco" quedaba muy cerca de la obtención de su primer campeonato.

Si bien el parque de vehículos presentado en esta oportunidad era importante, es válido reconocer que el Turismo Carretera se había desvalorizado en cuanto a apellidos fuertes, porque por distintas circunstancias no pudieron estar Jorge Cupeiro, Carlos Pairetti, Luis Rubén Di Palma y Jorge Recalde, entre otros, debilitándose así la lucha por los primeros lugares.

La última carrera de la temporada 77' se corrió en el circuito Semipermanente de Tandil ("Vuelta de Tandil"), donde el "Flaco" Traverso ganó su primer título a nivel nacional.

Por su parte, al año siguiente, los calendarios del TC incrementaron la cantidad de carreras. En las últimas cuatro décadas los torneos tuvieron como mínimo 14 fechas (como el de la temporada 1989) y un máximo de 18 (en los campeonatos ‘79/'80, '84 y '87).

En los meses de septiembre y diciembre de 1981 la ACTC organizó un petit torneo denominado "Lizeviche-Galíndez" que constó de 5 fechas. Se realizó para cerrar la temporada producto del defasaje producido con el torneo 1980/'81. El ganador fue Roberto Mouras, pero no fue reconocido oficialmente como campeón.

(Con información de Sólo TC e Historia TC).

Esta nota habla de: