UNA ENTIDAD QUE ES PARA TODOS LOS VECINOS

El CEF N° 35, que tiene más de 30 años de historia, sigue en busca de su techo

Enrique Espinola y Facundo Erramuspe, director y regente, respectivamente, tocaron varias temáticas de significación profunda para la institución provincial, entre ellas, la pérdida, en 2013, de los lugares físicos para llevar a cabo sus actividades y las innumerables gestiones para concretar su mayor anhelo, la de contar con un patrimonio edilicio propio.

Por Ezequiel Zabalza

ezabalza@diarioeltiempo.com.ar

Durante más de 39 años, cada alumno, colaborador y sobre todo los profesores de Educación Física que se fueron incorporando al CEF N° 35 tuvieron ese anhelo de que esta entidad tenga su propio "techo", la de tener un gimnasio propio para seguir construyendo, colectivamente, este gran sueño "pedagógico".

Este hermoso proyecto que nació el 14 de diciembre de 1981 y que en la actualidad alberga alrededor de 2000 alumnos en varios niveles educativos, parece que está destinado a pelear siempre por su espacio físico, por su edificio. Esa lucha la vienen librando desde su nacimiento, porque siempre funcionó en distintos espacios. Y en ese sentido, pasaron por mudanzas en distintas entidades donde tuvo casi el 80 por ciento de sus actividades deportivas y recreativas hasta que el Municipio le cedió una manzana. El mismo se encuentra ubicado en el predio ubicado en calles Necochea, Neuquén, Arenales y Chubut. Sin embargo, en ese lugar que utiliza el CEF para brindar distintas actividades deportivas y recreativas, no tiene las condiciones para que los chicos puedan sentirse cómodos junto a sus docentes porque no tiene sanitarios, tampoco árboles para que estos generen sombra y ni lo más importante, como lo es un techo para que los alumnos no tengan suspender las clases como consecuencia de la lluvia.

¿Podrán los políticos pensar en edificar un gimnasio para que el CEF pueda albergar a sus alumnos? Esa es la respuesta que desde hace bastante tiempo se vienen preguntando los directivos de esta entidad, quienes necesitan que se comprometan (y cumplir) con la construcción de esta obra que permitirá desarrollar distintas disciplinas deportivas.

Para saber más sobre este tema, en una entrevista con EL TIEMPO, Enrique Espínola y Facundo Erramuspe, director y regente del CEF N° 35, respectivamente, repasaron, con bastante detalle, el paso a paso en la búsqueda de querer concretar ese sueño que tanto desean.

Un poco de historia

"El Centro de Educación Física N° 35 del distrito de Azul, fue creado el 14 de diciembre de 1981", comenzó Erramuspe sobre la fundación de esta entidad que nació con el objetivo de brindar a distintos sectores sociales de la comunidad propuestas educativas deportivas y gimnasticas desde los cuatro años, pasando por niños, adolescentes, jóvenes, adultos, adultos mayores y hasta la tercera edad, funcionando (por lo general) en tres turnos: mañana, tarde y vespertino.

Justamente, en ese tiempo, sus inicios fueron en el Club Velocidad y Resistencia y luego, a mediado de los 90', se mudaron al Club Vélez Sarsfield, entidad que lo hospedó hasta el 2013, un año que el CEF la pasó muy mal, porque perdió dos pilares físicos (que le daban visibilidad ante la sociedad) como lo fueron por tantos años la pileta municipal de natación y el gimnasio de los velezanos.

"Antes de que comience el año (por el 2013), se terminó la concesión de la pileta municipal, que nació con un convenio de uso y cesión: Municipalidad puso la propiedad y el CEF ponía el personal y se hacía cargo de la organización de las actividades", aportó Espínola para luego agregar que esta entidad disponía la tarea de organizar "la colonia, pileta libre y la enseñanza de natación; eso se perdió porque el Municipio no quiso renovar".

Asimismo, recordó que tres meses después, "al perder Vélez" sintieron que fue como quedar "en la calle", como quien dice, porque "teníamos muchísimas horas de las 270 semanales destinadas en ese lugar". Eran muchas horas en enseñanza del deporte para chicos, adolescentes y, también, para los adultos, por eso ante esa situación, agregó que tuvieron que "salir a hacer convenios con otras entidades para que nuestros profesores pudieran seguir trabajando", además de seguir "manteniendo la matrícula de alumnos". A pesar de que en varios clubes y otras organizaciones sociales había profesores del CEF trabajando, sin tener un espacio físico como referencia de esta entidad "perdimos grupos importantes con gran concurrencia como el de patín o deportes que se hacían bajo techo como vóley, básquet y gimnasia", detalló.

Fue un año para el olvido, porque el CEF perdió dos lugares de referencia e identificación. "En ese momento estaba Mario Pennella como director", entonces él "comenzó a gestionar con el intendente José Inza (2011-2015), un lugar para que nosotros podamos tener nuestra sede, nuestro gimnasio y nuestro lugar de trabajo". Por eso antes que termine su mandato, el jefe comunal le cedió al CEF un predio para construir allí toda la infraestructura necesaria. Así comenzaba un sueño que cinco años después aún no se pudo hacer realidad: la idea de tener un gimnasio propio, un proyecto que tiene su plano hecho y en cual ambos docentes expusieron los problemas, más las idas y venidas para llevarlo adelante durante la gestión del actual intendente Hernán Bertellys.

"En la gestión de Bertellys se cambió los directivos y entró Roberto Cúccaro como Director y yo como regente. Una de las primeras gestiones del nuevo Intendente fue el playón", comentó Espínola, quien asumió nuevo rol a principios de agosto.

Enrique Espínola.

Luego de casi 40 años de su creación, la institución educativa empezaba a construir parte de su sede propia.

Los trabajos de acondicionamiento dieron inicio en 2017, año que se dotó el lugar de iluminación con recursos del Fondo Educativo y posteriormente se realizó el cerco perimetral por parte de la Cooperadora de la institución. En tanto la obra del playón culminó en 2018 y en unas de sus presentaciones en el predio del CEF (durante ese año), el jefe comunal anunció que "luego de construido este playón se pondrá la carpa para tener un gimnasio gigante y que pueda así, trabajar todo el equipo del CEF". También había manifestado que "esto es algo realmente muy importante para toda la comunidad. Es un espacio muy bien ubicado, de privilegio y será una obra de gran calidad".

Al brindar mayores detalles técnicos de la obra, el director del CEF detalló que lo que se había proyectado fue "un playón deportivo" más la construcción "sanitarios y dependencias", siendo estas "oficinas, tanto administrativas como para así también para los médicos, más un depósito de los materiales. Sin embargo, surgió la idea de hacer un playón de 22 x 80 para que se pueda colocar la carpa de la Municipalidad" y en ella exponer "el evento de la Expomiel u otros". Respecto a esa idea, a los directivos del CEF les interesó ya que "le brindaba la posibilidad de tener algún stand en los eventos y otros servicios que permitían un ingreso extra a la institución. Así era el acuerdo", aportó para luego agregar que la idea se dilató y es hasta el día de hoy que la carpa nunca se colocó en ese predio.

El siguiente paso fue hacer un plano para edificar un gimnasio. En realidad se elaboraron "dos planos, uno a través del Concejo Escolar de Educación, pero ese luego se lo dio de baja" ya que en una reunión con las actuales autoridades del Municipio se modificó "la sede ingreso" y en vez de ingresar los alumnos por la calle Necochea como estaba establecido en el anterior, "en este figura su entrada por Arenales". Precisamente, este nuevo plano "consiste en un gimnasio y obviamente sanitarios, un salón de uso múltiples y los espacios verdes, como así la planificación, en un futuro, de una pileta", describió para así lograr atender la matrícula importante que tiene el CEF ya que muchos azuleños forman parte de las actividades de educación física que se dan en este momento en diferentes establecimientos.

Facundo Erramuspe.

En tanto, Facundo Erramuspe, regente del centro, indicó que "actualmente las actividades se están desarrollando en muchos espacios distintos además de los proyectos compartidos de articulación que dan a diversas instituciones".

Lamentablemente, "hoy en día" al pasar por las diferentes esquinas de esta manzana que utiliza esta entidad educativa, solo se puede ver el playón de cemento, arcos, pilar de luz y el alambrado perimetral. Muy lejos de la realidad de los CEF de las ciudades vecinas y del resto de la región, donde muchos de ellos tienen su propio gimnasio e incluso han avanzado en muchas obras que beneficiaron a sus propias disciplinas, como natatorios, canchas con piso flotante, etc.

"Con el deporte, nosotros hemos andado por toda la región. Azul debe ser la única ciudad que no tiene un gimnasio municipal ni el CEF tiene un gimnasio. En Rauch hay un gimnasio municipal impresionante; Las Flores, Tapalqué, Benito Juárez... A eso apunta nuestro sueño, porque si nos conformamos con el playón, vamos a estar otros varios años sin poder lograr nuestro objetivo", aportó.

Exigencias 

"No sólo le solicitamos un gimnasio sino también el arreglo de las veredas, que terminen con el movimiento de tierra que comenzaron a principios de 2019 y no lo terminaron nunca. En esto último colaboramos con dinero de la Cooperadora para que se haga. También hemos solicitado que nos hicieran un rectángulo de 15 x 30 porque el CEF había comprado una cancha de fútbol sintético usada para poder utilizar en ese lugar. Sólo era hacer el movimiento de suelo y cerramiento, pero esa idea quedó en la nada", aportó Espínola, quien además a este pedido le sumo la solicitud de que "pongan plantas porque en todas las cuadras no hay ni una sola y, por ende, no tenemos sombra", entre otras atenciones que necesita esta institución que el año que viene cumplirá 40 años.

Otro tema importante en que se abocó Erramuspe fue en la escrituración del predio. "Como somos escuela (por el CEF)" y tras seis años de haberlo cedido, "todavía ese lote no es de la Dirección General de Escuela porque es un requisito indispensable que el Municipio le ceda a la Provincia, a través de Consejo Escolar y Cooperadora, ese terreno con el fin de construir un edificio escolar. Tiene que estar detallado así para que no se use para otra cosa". Y respecto a esto último también hubo varias idas y vueltas sobre todo por un error en una ordenanza que surgió tras una aprobación del Consejo Deliberante en 2015.

"Esa ordenanza la 3771 decía que las tierras se cedían al Consejo Escolar de Azul. Eso estaba mal, tenía que decir Dirección General de Cultura y Educación", comentó Espínola, quien aclaró que finalmente se logró corregirla cuatro años después con la nueva ordenanza: "La 4428". Estando esto listo, la escrituración la debe llevar adelante "el Consejo Escolar de Azul que es el representante de la Dirección General de Escuela en Azul y es el día de hoy que desde este espacio no nos han dado respuestas a la solicitud que nosotros habíamos hecho", sostuvo para luego aclarar que por ordenanza "está cedido al CEF para que se construya, sin embargo nos encontramos con la dilatación del tema, porque si vos lo querés escriturar a nombre de la Provincia, se ponen de acuerdo los abogados de ambos (por Municipio y Provincia) y en un tiempo corto lo resuelven", en referencia a las autoridades Municipales encargadas del expediente, quienes aún no han informado si el mismo está "muy avanzado" o "si ni siquiera se inició", entre otras respuestas a una inquietud que "nos tiene muy preocupados como equipo directivo". Además, los directivos temen de correr el riesgo de perder el espacio como les ocurrió con la pileta municipal, como uso y cesión.

No hay dudas que ambos docentes mantienen la visión como institución educativa en dotar de infraestructura deportiva a dicho lugar, y entendiendo que es su principal urgencia para poder brindar una educación física de calidad a la comunidad, por eso creen que los actuales gobernantes deben dar más soluciones para que llegar a cumplir con su propio objetivo, la de contar con sede propia.

Ojalá se pueda concretar ese gimnasio, que sería lo más lindo, donde los chicos, adolescentes, los adultos y la comunidad de Azul en general puedan disfrutarlo.

Esta nota habla de: