Rodolfo Cardoso, el único azuleño que jugó una Copa América

Dentro de un número importante de jugadores bonaerense que integró la Selección Argentina, hay dos azuleños que han vestido la celeste y blanca en la mayor. Se trata de Matías Almeyda y Rodolfo Cardoso, pero solamente este último tuvo la posibilidad de jugar en alguna de las ediciones de la Copa América.

En 1997, el torneo más importante de Sudamérica se llevó a cabo en Bolivia, donde Daniel Passarella, DT de la Albiceleste, decidió armar un plantel con una gran mayoría de jugadores que aún militaban en la Primera División del fútbol argentino. Solo el "Pelusa" Cardoso, quien jugaba en Hamburgo, Alemania, y dos que estaban en España como Gustavo López (Zaragoza) y Marcelo Ojeda (Tenerife), tuvieron que subirse a un avión para recalar en Ezeiza. Los otros 19 del listado del "Kaiser" eran de River, Boca, Racing, Independiente, San Lorenzo, Vélez Sarsfield y Lanús.

En aquella Copa América, el azuleño se ganó un lugar entre los 11 que elegía Passarella, pero al igual que el resto de los jugadores que vistieron la celeste y blanca, tuvo un desempeño para el olvido.

"Pelusa" estuvo presente en todos los encuentros que disputó esa Selección. Por la fase de grupo, Argentina empató sin goles ante Ecuador, luego venció a Chile por 2 a 0 y ante Paraguay fue 1 a 1, resultado que le permitió ocupar el segundo puesto en la zona, detrás del elenco ecuatoriano. El empate obligó a la delegación a mudarse a Sucre, donde Argentina salió a jugar ante Perú por los cuartos de final de la Copa América.

En ese encuentro, disconforme con lo que ofrecieron sus dirigidos durante los primeros 45 minutos (perdían 1-0 con gol de Eddy Carazas), Passarella realizó tres variantes en el entretiempo: adentro Jorge Martínez por Raúl Cardozo, el "Cholo" Martín Posse por Julio Cruz y Sergio Berti por Cardoso, quien de esta forma se despedía del certamen internacional.

En el complemento, Martín Hidalgo amplió para el conjunto peruano, por lo que el equipo del "Kaiser" se convirtió en un manojo de nervios. A falta de 25 minutos para el final, Marcelo Gallardo acortó la diferencia en el tanteador y fue a buscar la pelota al fondo del arco para trasladarla a la mitad de cancha y acelerar la reanudación. Miguel Miranda se la quitó y hubo un forcejeo que terminó con una amarilla para el peruano y otra para el enganche de River, que ya estaba amonestado. Eduardo Berizzo, por protestar, también vio la segunda tarjeta.

La cuesta se hizo muy empinada y, para colmo, Gustavo Zapata también vio la roja. Argentina terminó con 8 futbolistas en la cancha y se despidió de la Copa América de Bolivia. El endeble Perú apenas avanzaría una ronda más, antes de ser vapuleado 7-0 por Brasil (luego perdió el tercer puesto con México).

Esta nota habla de:
Seguí leyendo
"Pelusa" Cardoso, un repaso de su magistral carrera
MEMORIA EMOTIVA

"Pelusa" Cardoso, un repaso de su magistral carrera

Nació hace 51 años en Azul. La Plata lo recibió con sus ilusiones de pibe cuando se sumó a Estudiantes y, años después, Alemania le dio un lugar donde vivir. Sin embargo, las raíces y la nostalgia siempre están presentes en cada verano que el talentoso ex mediocampista viene a la ciudad. En una visita a este diario contó detalles de su vasta trayectoria.