El arbitraje está de duelo

Una triste noticia conmovió ayer al ambiente del fútbol azuleño. Fue por el fallecimiento del reconocido árbitro Luis Alberto Correa, quien durante varios años fue considerado como el mejor de la Liga local. Tenía 55 años y estaba afrontando una dura enfermedad.

Su retiro del referato de dio en la final de la revancha entre Alumni ante River por el torneo Apertura de 2018. El encuentro terminó 2 a 2 y la "Ponzoña" se consagró campeón porque había ganado por 1 a 0 en el de ida. Correa tuvo un destacado desempeño en ese partido definitorio y la camiseta que utilizó en ese encuentro se la regaló al hijo de su colega Germán Castro, quien fue su asistente junto con Esteban Lucero.

Justamente, antes de este encuentro había escrito lo siguiente:

Correa luego continuó su pasión por el arbitraje en los torneos comerciales que se desarrollaban en la ciudad. También ayudó como instructor y dejó sus enseñanzas en la última camada de árbitros que estaban haciendo sus primeras armas en el fútbol local.

Varios colegas, dirigentes y jugadores expresaron sus condolencias a la familia de "Manzanita", apodo de este juez que se había ganado el respeto del ambiente futbolero porque sabía hacerse respetar dentro y fuera de la cancha

"Hoy (por ayer) es un día muy triste para el arbitraje de Azul, se nos fue un gran compañero Luis Alberto Correa. De parte de la Asociación Azuleña de Árbitros le da un eterno descanso al compañero y todas las condolencias a su familia", lo despidió en sus redes la AAA.

Esta nota habla de: