ANUARIO

Verstappen: el verdugo del rey

La amenaza finalmente se concretó y con matices épicos: el neerlandés Max Verstappen destronó al británico Lewis Hamilton y se coronó nuevo campeón mundial de Fórmula 1 en la última carrera de 2021 en Abu Dhabi.

Fue sin dudas uno de los grandes acontecimientos del deporte internacional en el año, no sólo por interrumpir el dominio de Hamilton, campeón en las cuatro campañas anteriores, sino por la forma en la que logró la conquista, a puro dramatismo, con un duelo que cambió abruptamente su tendencia en los metros finales GP de los Emiratos Árabes.

El Campeonato Mundial de Pilotos de este año estuvo entre las grandes definiciones de la historia de la categoría, como pasó en 1974 cuando el brasileño Emerson Fittipaldi (McLaren) y el suizo Clay Regazzoni (Ferrari) llegaron igualados en 52 puntos a la última carrera en Watkins Glen, Estados Unidos.

Esta vez, Hamilton y Verstappen quedaron empatados en 369,5 unidades tras repartirse 18 de los 22 Grandes Premios del año. Sólo el mexicano Sergio "Checo" Pérez en Azerbaiyán, el francés Esteban Ocon en Hungría, el australiano Daniel Ricciardo en Monza y el finlandés Valtteri Bottas en Turquía pudieron romper la polarización.

El británico tuvo un buen comienzo de temporada con tres victorias en cuatro fechas (Bahréin, Portugal y España) y un rendimiento similar en la recta final, al imponerse en San Pablo, Qatar y Arabia Saudita. Sus otros dos triunfos los consiguió en Silverstone -su casa- y Rusia.

Lo de neerlandés fue más regular, sus diez victorias se repartieron a lo largo de todo el calendario en San Marino, Mónaco, Francia, Spielberg (2), Bélgica, Países Bajos, Estados Unidos, México y Abu Dhabi, donde se reservó la definición más impresionante de la que se tenga memoria.

Verstappen partió en la "pole position" del circuito de Yas Marina pero en la salida fue superado por un Hamilton que dominó toda la carrera con amplio margen y se encaminaba hacia su octavo título mundial para transformarse en el máximo campeón absoluto por encima del alemán Michael Schumacher.

Cuando todo hacía indicar la continuidad del reinado británico, un inesperado protagonista entró en escena y cambió las condiciones de la definición. El piloto canadiense Nicholas Latifi se accidentó en la vuelta 53 de 55 y forzó el ingreso del Safety Car para limpiar la pista.

Verstappen lo aprovechó para cambiar sus neumáticos, mientras Hamilton permaneció en el circuito por decisión de Mercedes. Al volver a la pista el volante Red Bull mantuvo el segundo puesto en el clasificador pero con cinco autos adelante, entre ellos, el coequiper de Mercedes, Valtteri Bottas, lo que era seguro para garantizar la victoria alemana.

En un principio, los comisarios deportivos no le permitieron al neerlandés superar a los rezagados que quedaron detrás de Hamilton, pero luego fue el propio director de la carrera, Michael Masi, quien ordenó que le cedieran el paso para propiciar la definición mano a mano.

De modo que Verstappen quedó a tiro del británico con neumáticos nuevos y lo superó en la última vuelta en una emocionante definición que despertó sospechas de complot hacia Hamilton.

Verstappen, de 24 años, con sangre de piloto por parte de madre y padre, se adjudicó su primer campeonato de F1 y a Mercedes le quedó como consuelo la Copa de Constructores, que ganó por octava temporada seguida.

(Télam/DIB)

Esta nota habla de: