El vóley como generador

Por Augusto Meyer

En la charla que mantuvo con EL TIEMPO, retrotrayéndose a los antecedentes que hay en la materia, Rodolfo Pauluzzi se esperanzó con poder recuperar el nivel de élite del vóley local. "Volver a poner al vóley en los primeros planos es una necesidad no tanto en lo deportivo sino en lo social. Justo ayer (por el jueves) me llamó Jon Uriarte y me decía que la gente vivía esperando que llegue el fin de semana para ver a su equipo de la misma manera que un futbolero vive tener a su equipo representando a la ciudad en un torneo regional y espera que juegue de local para ir a la cancha", manifestó.

El dirigente afirmó que "el vóley le dio mucho movimiento a la ciudad en lo turístico, en lo económico y el comercio; Maxi fue testigo de brasileros que venían y compraban camperas de cuero que no las veían en otros lugares y, en Azul, gastaban. En un fin de semana eran más de 150 o 200 personas que se alojaban en hoteles, salían a comer a restaurantes...".

Y recordó que, para los anfitriones, sin lugar a dudas era un llamado a vivir "un fin de semana distinto". "Sabía que tenía partidos viernes y domingos, compraba anticipadas sus entradas, tenían sus abonos. Jorge (Ferrarello) es un poco quien nos ha incentivado para apuntar hacia arriba sin descuidar las bases, que es lo que mantiene el día a día", acotó.

La llama de la pasión se mantiene encendida

Los años de gloria de Azul Vóley se viven tanto dentro como fuera de la ciudad. Aún aquellos jugadores "foráneos" que formaron parte circunstancialmente del plantel se llevaron los mejores recuerdos.

La llama jamás se apagó y buena parte del mérito de que eso haya ocurrido es gracias al esfuerzo y compromiso que han puesto "Fito", "Dibu" Constantini y Maxi Peralta, más otros dirigentes, jugadores locales y sus familiares.

"Los que están afuera tienen el recuerdo de lo que fue el vóley en Azul; hasta el rival más acérrimo se quedó con lo bueno. Todo el mundo se lamenta de la pérdida (en el certamen nacional) de Azul Vóley", indicó Pauluzzi.

Advirtió que el principal obstáculo viene a cuenta de los elevados costos que tienen las franquicias, "que no pueden resurgir hasta que el país más o menos se acomode y que venga un sponsors que quiera invertir".

"Si bien el nombre Azul llama mucho la atención, hay que conseguir esa ?mano de Dios' que nos lleve de vuelta al primer nivel. Hoy creo que no podemos. Jorge Ferrarello estuvo hablando con Javier Weber (entrenador de Ciudad de Bolívar) y los presupuestos son altísimos. Habría que arrancar con una B1, una A2 e ir llevándolo de a poco. Lo mismo al vóley femenino, que está creciendo mucho", comentó.

Como dirigente local y provincial, Pauluzzi también puso de relieve la labor de entidades como CESUAR, River y Velocidad y Resistencia, para recuperar la pasión por el vóley. "Vamos a apostar desde la Asociación, tanto Juárez como Las Flores y Pringles, para que sigan creciendo los clubes. Ellos se tienen que dar cuenta que, teniendo actividad, mejora la cantidad de socios y de entradas, y se tiene más apoyo familiar. Desde la Asociación trataremos de apoyar; estamos viendo de qué forma, pero es importante que los clubes crezcan a la par de Azul Vóley, que tiene una huella para seguir y de la cual no desviarse", concluyó.

Esta nota habla de:
Más de POLIDEPORTIVO
Carlos Iucci y Sebastián Fulquet, cuartos en el Regional
POLIDEPORTIVO

Carlos Iucci y Sebastián Fulquet, cuartos en el Regional

Los pilotos que representaron a la Asociación Aeronáutica quedaron a un paso de subirse al podio en el certamen que se está desarrollando en Junín. La suspensión de la prueba de ayer, la final del torneo, impidió a la dupla azuleña, que compartió planeador, ir en busca del tercer lugar de la general, del que quedaron separados por apenes 8 puntos.