AZUL VOLVIÓ A RESPIRAR VÓLEY

Boca y Bolívar, en el despacho del Intendente

Jugadores y los entrenadores de ambos elencos, Marcelo Gigante y Javier Weber, respectivamente, ofrecieron una conferencia de prensa. Básicamente los técnicos respaldaron la iniciativa local de tratar de hacer resurgir al deporte que posicionó el nombre de la ciudad en la escena nacional.

Por Augusto Meyer

Antes del partido por la "Copa Amistad" que anoche protagonizaron en el gimnasio de Club Bancario Boca Juniors de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Ciudad de Bolívar, jugadores y los entrenadores de ambos equipos estuvieron visitando en su despacho al Intendente Municipal.

El jefe comunal -reconocido simpatizante en el contexto nacional de Boca- recibió de manos de Marcelo Gigante, técnico del "xeneize", un presente consistente en merchandising del club de la Ribera.

"Nosotros -dijo Hernán Bertellys- auspiciamos esta ?Copa Amistad' que está auspiciada por AECA y con la colaboración de Azul Vóley. Tener a Bolívar y a Boca es un gran honor para toda la comunidad azuleña porque esto rememora a épocas gloriosas del vóley azuleño y es como que se está desandando un camino que nos remite a esos tiempos".

El titular del Ejecutivo destacó el aporte que hizo la comuna para el reacondicionamiento de la faz lumínica del gimnasio de la institución que está en la prolongación de la Avenida Bidegain, circunstancia que -por ejemplo- permite programar entrenamientos en diferentes horarios.

Finalmente destacó la presencia, con motivo del choque amistoso que al cierre de esta edición protagonizaban Boca y Ciudad de Bolívar, de jugadores de la talla de Alexis González y Nicolás Uriarte, éste último hijo del recordado jugador de Azul Vóley Jon Uriarte.

"Es un lindo desafío pensar que Azul pueda recuperar los lugares que ha perdido en la escena nacional. Volver a tener esa identidad vinculada con el vóley está muy buena; es el desafío que tenemos desde la política, en el sentido de acompañar al deporte", expresó Bertellys.

Esta nota habla de: