Una experiencia "Gigante"

Por Augusto Meyer

El entrenador de Boca Juniors regresó ayer a Azul, ciudad que supo visitar varias veces, según dijo, en su condición de jugador durante la conducción técnica de Fabián Armoa. "Siempre me trataron muy bien, aunque la hinchada era brava...Donde se respira vóley, está bueno. El vóley era ver la ciudad en movimiento. No era sólo ir al gimnasio y jugar, y la gente conocía el deporte y a sus protagonistas. Era una ciudad de vóley y sigue siéndolo. Hoy no está en el alto rendimiento, pero son pasos que se dan", expresó Marcelo Gigante.

Apuntó que "obviamente Azul tendría que recuperar la plaza del vóley", y que eso es absolutamente posible porque "la brasa sigue ahí; hay que encender la llama". "Hay una base de personas, con dirigentes y jugadores, que apuestan por el vóley. No es fácil llegar a nivel nacional a estructurarlo, pero nada es imposible", acotó.

Gigante comparó que Boca Juniors, si bien no está compitiendo actualmente en la Liga (el equivalente a la Primera División del fútbol de la AFA), mantuvo la estructura de entrenadores que llevan más de 25 años dentro del club, y cuenta con un equipo de profesionales (psicólogos y entrenadores de alto rendimiento) de primer nivel. "Tenemos estructura de Liga Nacional pero no la jugamos", aclaró Gigante.

Tras agradecer la invitación para estar en Azul -sus dirigidos estuvieron en esta ciudad por segunda vez en poco más de un mes-, el DT del "xeneize" destacó que "jugar contra Bolívar es rememorar las grandes batallas que se tenían con Javier (Weber), porque queremos ganar absolutamente todo". "Nuestros jugadores tienen el entusiasmo de jugar contra un equipo reconocido en Argentina y Sudamérica y en el mundo. Para nosotros, estar parados frente a un equipo así rememora momentos muy lindos nuestros en la Liga Nacional", concluyó.

Esta nota habla de:
Más de POLIDEPORTIVO
"Los gimnasios somos siempre el fusible"
EXTRA

"Los gimnasios somos siempre el fusible"

El profesor de Educación Física Maximiliano Fascetto explicó su sentir, y el de muchos de sus colegas, a la nueva disposición municipal que obliga a cerrar los gimnasios durante una semana. Además, explicó como era el protocolo que utilizaban y la importancia de realizar ejercicios.